NUEVO EPISODIO DE TENSIÓN ENTRE LAS DOS COREAS

NUEVO EPISODIO DE TENSIÓN ENTRE LAS DOS COREAS

Corea del Norte anuncia el arresto de dos "espías" surcoreanos

El régimen de Pionyang les acusa de recopilar información confidencial y llevar a cabo actividades para "desestabilizar" el país. Corea del Sur ya ha exigido al régimen de Kim Jong-un su liberación. "Es lamentable que Corea del Norte está haciendo afirmaciones sobre ellos sin fundamento alguno", indicó en un comunicado el Ministerio de Unificación surcoreano.

Choe Chun-gil y Kim Kuk-gi, los dos supuestos "espías" surcoreanos detenidos por Corea del Norte
Choe Chun-gil y Kim Kuk-gi, los dos supuestos "espías" surcoreanos detenidos por Corea del Norte | EFE

Corea del Norte anunció el arresto de dos surcoreanos a los que acusa de ser "espías" y "terroristas" de los servicios de inteligencia de Seúl que recopilaban información confidencial y llevaban a cabo actividades para "desestabilizar" el país. 

El régimen comunista presentó a los dos arrestados, identificados con los nombres Kim Kuk-gi y Choe Chun-gil, en una rueda de prensa en Pyongyang en la que enumeró sus "crímenes" para "dañar al liderazgo supremo" de Corea del Norte, informó la agencia estatal KCNA. 

Ambos "fueron descubiertos y arrestados mientras perpetraban labores de espionaje contra la RPDC (Corea del Norte) manipulados por Estados Unidos y Corea del Sur", expuso la agencia en un comunicado. 
Los medios norcoreanos publicaron fotografías y un vídeo en el que los detenidos confiesan sus supuestos crímenes ante las autoridades del país en el Palacio de la Cultura del Pueblo de Pyongyang. 

Corea del Norte acusa a ambos de recopilar información confidencial sobre el Estado, el Partido de los Trabajadores y el Ejército Popular para los Servicios de Inteligencia de Seúl (NIS) a cambio de "decenas de miles de dólares", además de realizar diversas actividades para "desestabilizar" el régimen de Kim Jong-un. 

Concretamente, la KCNA asegura que Kim Kuk-gi, de 60 años, proporcionó al NIS surcoreano información secreta sobre un viaje del fallecido líder Kim Jong-il en 2009 y creó una red de espionaje con base en la ciudad fronteriza china de Dandong. Asimismo, le acusa de "delitos graves" como "la creación y distribución de ejemplares de literatura", entre ellos discos compactos y tarjetas SD que difaman a los líderes de la dinastía Kim, así como "propaganda religiosa con el propósito de desestabilizar y derrocar a la RPDC". 

A Choe Chun-gil, de 55 años, se le acusa de recopilar información militar confidencial para entregársela a las autoridades surcoreanas, además de otros delitos como introducir pornografía en el país o tratar de construir una iglesia protestante clandestina. 

El Gobierno de Seúl, por su parte, negó los cargos que se les imputan a ambos ciudadanos y exigió al régimen de Kim Jong-un su liberación. "Es lamentable que Corea del Norte está haciendo afirmaciones sobre ellos sin fundamento alguno", indicó en un comunicado el Ministerio de Unificación surcoreano, que exigió la "inmediata liberación y repatriación" de los ciudadanos arrestados. 

Por su parte, un portavoz del Ministerio confirmó en una rueda de prensa que tanto Kim como Choe son ciudadanos de Corea del Sur, aunque rehusó especificar si están relacionados con los servicios de inteligencia del país. El representante de Seúl insistió en la necesidad de que ambos sean repatriados a Corea del Sur para una investigación del Gobierno.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.