SIN CONDICIONES A LA INMIGRACIÓN

SIN CONDICIONES A LA INMIGRACIÓN

El Congreso de Estados Unidos aprueba los fondos para la Seguridad Nacional

Los republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. cedieronal fin y permitieron que el Congreso aprobara los fondos para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para todo el año fiscal sin condiciones vinculadas a las medidas migratorias tomadas por el presidente Barack Obama.

Barack Obama conversa con el secretario de Defensa
Barack Obama conversa con el secretario de Defensa | EFE

Tras dos semanas de debate por la presión de un sector de los republicanos para supeditar la financiación del DHS a bloquear las medidas migratorias, la Cámara Baja aprobó finalmente por 257 votos a favor 137 en contra el texto sin condiciones, que ya había sido aprobado por el Senado.

Tanto los demócratas como el propio Obama habían advertido de que harían todo lo posible por frenar cualquier legislación que atente contra las acciones ejecutivas en materia migratoria anunciadas el pasado mes de noviembre, mientras que los republicanos llevaron al límite sus opciones de presión sobre la financiación de las agencias que velan por la seguridad del país.

"Estoy contento de que la Cámara de Representantes se haya unido al Senado hoy para aprobar el proyecto de ley que financiará en su totalidad al Departamento de Seguridad Nacional por lo que resta del año fiscal", dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid. "Este proyecto de ley -subrayó Reid- es crucial para proteger a nuestro país de nuestros enemigos en el mundo". "Desafortunadamente -agregó-, se desperdiciaron muchas semanas en juegos políticos que nos llevaron al borde de un cierre del Departamento de Seguridad Nacional. Si esta experiencia nos enseñó algo, es que debemos dejar de gobernar permitiendo que se llegue al borde de una crisis antes de actuar".

Obama tomó la decisión unilateral de actuar en materia migratoria tras las elecciones legislativas de noviembre pasado ante la incapacidad del Congreso para llegar a un acuerdo sobre una reforma migratoria integral. Esas medidas temporales evitarán que unos 5 millones de inmigrantes indocumentados sean deportados a sus países de origen, mientras que priorizarán la deportación de aquellos que hayan cometido delitos o sean un peligro para Estados Unidos. Desde entonces, el ala ultraconservadora el Partido Republicano ha tratado de minar el éxito de las medidas, tanto por la vía legislativa como por la judicial.

El voto de hoy implica precisamente una derrota para los conservadores en el Capitolio, pero en los tribunales aún queda un largo camino por recorrer. A apenas dos días de que se abrieran las inscripciones para que los posibles beneficiarios optaran al amparo de las medidas, un juez federal en Texas las puso el pasado mes en suspenso como una medida cautelar al admitir la denuncia de 26 estados (gobernados por los conservadores) que alegan que la decisión de Obama es inconstitucional.

Aunque el Gobierno estadounidense ya ha comenzado el proceso de apelación, las acciones continúan paralizadas hasta que haya una decisión en firme. El éxito o fracaso del plan de Obama dependerá, además, en última instancia, del número de personas que decidan solicitar la ayuda migratoria si vuelven a abrirse los plazos tras la resolución judicial.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.