SE PREVÉ QUE LLEGUEN "VARIOS MILES" DE REFUGIADOS MÁS

SE PREVÉ QUE LLEGUEN "VARIOS MILES" DE REFUGIADOS MÁS

Hungría moviliza soldados voluntarios para gestionar la llegada masiva de refugiados

Más de 6.000 refugiados han llegado a Austria procedentes de Hungría, donde crece la tensión con la llegada masiva de refugiados. El ministro de Defensa húngaro ha movilizado soldados voluntarios, que aunque no podrán asumir funciones policiales, desarrollarán otras actividades en la frontera.

 Soldados construyen una valla para detener el tránsito de refugiados en Kolked, Hungría.
Soldados construyen una valla para detener el tránsito de refugiados en Kolked, Hungría. | EFE

Unos 6.700 refugiados de Oriente Medio han cruzado desde la pasada medianoche la frontera entre Hungría y Austria, informaron las autoridades austríacas. Unos 2.500 de estos refugiados llegaron al paso fronterizo de Nickelsdorf, en el norte del estado federado de Burgenland, mientras que otro 4.200 alcanzaron el paso de Heiligenkreuz, en la parte sur de la misma frontera.

Las autoridades esperan que lleguen "varios miles" de refugiados más desde el país vecino, señala la agencia de noticias austríaca APA. La ola de refugiados que había atravesado a Austria en las últimas semanas se frenó después de su punto máximo del pasado 14 de septiembre, con casi 20.000 personas, tras el cierre hermético de la frontera entre Hungría y Serbia. Desde entonces, los refugiados se desvían por Croacia, a donde entraron más 17.000 personas en menos de tres días.

Ante la negativa de las autoridades eslovenas de dejarlos pasar a Austria, Croacia envió ayer a miles de refugiados en autobuses y trenes a Hungría, desde donde fueron trasladados a Austria. En el punto fronterizo de Nickelsdorf, más al norte que Heiligenkreuz y que fue el epicentro de la ola migratoria en Austria en las pasadas semanas, se esperan también unos mil refugiados.

El descontrol de la situación migratoria ha causado algunas tensiones entre Hungría y Croacia. Al llegar al sur de Hungría un tren croata, con unos mil refugiados a bordo, las autoridades magiares dijeron que desarmaron a los 36 policías croatas que los acompañaban y detuvieron a los maquinistas.

Croacia ha desmentido estas informaciones como "falsas", aunque reconoció que dos maquinistas croatas siguen retenidos en Hungría. El ministro del Interior, Ranko Ostojic, declaró a la prensa en Zagreb que los policías croatas solo fueron "identificados" por la policía húngara y no desarmados, tal como estaba acordado. Explicó que los policías croatas debieron viajar junto con los refugiados hasta Hungría para asegurar el orden en el tren.

Hungría moviliza a la población para frenar la llegada masiva de refugiados
El ministro de Defensa húngaro, István Simicskó, ha decretado la movilización de un número no especificado de soldados voluntarios de reserva, con el objetivo de gestionar la llegada masiva de refugiados, informó la agencia MTI.

Los voluntarios no podrán asumir funciones policiales, pero serán empleados en otras actividades junto a la frontera, señala el ministerio de Defensa en un comunicado. Los voluntarios principalmente sustituirán, en los cuarteles, a los soldados activos que ya están en las fronteras, agrega.

Se espera que el Parlamento húngaro apruebe la semana que viene una ley que abre la posibilidad de movilizar al ejército en la defensa de las fronteras, aunque desde hace días ya se pudo observar que agentes armados patrullan en la frontera con Serbia.

Alemania prevé un récord de llegadas de refugiados en septiembre
Alemania espera este mes de septiembre un nuevo récord de refugiados, hasta 133.000, pese a los controles en las fronteras impuestos para tratar de controlar la oleada de nuevos peticionarios de asilo. Según cifras difundidas por el Ministerio del Interior, a demanda del grupo La Izquierda del Bundestag (Parlamento federal), hasta el 13 de septiembre entraron en el país 57.900 refugiados, cifra que se espera se duplique hasta fin de mes.

En agosto se superaron por primera vez los 100.000 refugiados llegados al país, lo que disparó el pronóstico anual a 800.000 solicitantes de asilo o incluso hasta el millón, según los datos del ministro de Economía y vicecanciller, Sigmar Gabriel. Esta cifra es cuatro veces mayor a la de los refugiados llegados el año pasado a Alemania y muy superior al anterior récord anual de 1992 -430.000, durante la crisis de los Balcanes-.

La mayor oleada se produjo el primer fin de semana de septiembre, cuando las autoridades alemanas dejaron pasar a decenas de miles de refugiados no registrados a través de la frontera de Hungría, lo que colapsó la capacidad de acogida del sur de Baviera y especialmente su capital, Múnich. El Ministerio del Interior reimplantó una semana después los controles fronterizos, tras lo que han seguido entrando en el país entre 2.000 -los primeros días- y hasta 10.000 nuevos solicitantes, a los que se registra tras cruzar la frontera.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.