SEGÚN MEDIOS GALOS

SEGÚN MEDIOS GALOS

Las autoridades francesas sabían desde 2010 que Bataclan estaba amenzada

El testimonio de una mujer, asociada al yihadismo, detenida en El Cairo en el 2010, avisaba que ya existían intenciones de atentar contra la sala de conciertos Bataclan. La misma sala donde murieron 90 personas en los atentados en parís del 13-N.

Flores y velas se dejan en el lugar de la escena del Bataclan
Flores y velas se dejan en el lugar de la escena del Bataclan | Getty Images

La policía y la justicia francesa tenían conocimiento al menos desde 2010 de una amenaza concreta de atentado en la sala de conciertos Bataclan, donde se produjo la mayor masacre de los ataques yihadistas del pasado 13 de noviembre, reveló hoy "Le Canard Enchaîné".

Esas amenazas, que dieron lugar a una investigación judicial -abierta el 13 de julio de 2010-, a la imputación y a la detención del principal sospechoso, Farouk Ben Abbes, fueron archivadas y no se tradujeron en ningún dispositivo de seguridad, según el semanario, que precisó que ni siquiera los propietarios de la sala Bataclan habían sido informados.

Ben Abbes es una persona próxima al yihadista francés Fabien Clain, a quien se atribuye la reivindicación de los atentados de París del mes pasado en nombre del Estado Islámico (EI).

El origen de las informaciones sobre esa amenaza contra la sala de espectáculos es un atentado en El Cairo contra un grupo de estudiantes franceses en vacaciones el 22 de febrero de 2009, en el que murió una joven, Cécile Vannier, y otros 24 resultaron heridos.

La policía egipcia detuvo a varios sospechosos, y entre ellos a la francesa Dude Hoxha que fue extraditada a Francia, donde contó a los agentes de los servicios secretos que la interrogaron que Ben Abbes tenía un "proyecto de hacer saltar el Bataclan".

Un relato que se veía confirmado por un diario que había escrito mientras estaba en prisión en Egipto, y donde había aludido a los planes de Ben Abbes, relacionados con el hecho de que el dueño de la sala Bataclan era judío y -según ese documento- "financia al ejército israelí".

Una alusión a actos que habían sido organizados allí en apoyo de las fuerzas armadas israelíes. El Bataclan fue vendido en septiembre pasado al grupo Lagardère.

La instrucción judicial sobre esos elementos fue archivada el 14 de septiembre de 2012. En octubre de 2013, el abogado de la familia de Cécile Vannier, Olivier Morice, pidió a los jueces encargados del atentado de El Cairo que incorporaran a su dossier esa otra instrucción ya archivada sobre las amenazas contra Bataclan, pero no tuvo respuesta.

Tras los atentados del 13 de noviembre, Morice -que es el letrado también de varias de las víctimas- ha vuelto a solicitar la incorporación de ese procedimiento archivado en 2012 al que se ha abierto por los últimos ataques yihadistas en la capital francesa, que causaron la muerte a 130 personas, de las cuales 90 en la sala Bataclan.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.