MURIÓ UN EMPLEADO | INFORMA LA PRENSA LOCAL

MURIÓ UN EMPLEADO | INFORMA LA PRENSA LOCAL

Australia vincula a un niño de 12 años con el ataque a la comisaría de Sídney

La policía australiana han dicho estar conmocionada porque "un niño de 12 años esté en el radar de la policía en este tipo de asuntos". Esta semana, el Gobierno australiano anunció su intención de rebajar la edad para aplicar las órdenes de control de 16 a 14 años, aunque limitará la actuación de la policía en los interrogatorios de menores.

La policía australiana vinculó a un niño de 12 años con el grupo de jóvenes presuntamente relacionados con la muerte a tiros de un empleado hace dos semanas en una comisaría de Sídney, informó la prensa local.

"Estamos conmocionados de que un niño de 12 años esté en el radar de la policía en este tipo de asuntos", dijo el comisionado de la Policía Federal Australiana, Andrew Colvin, el martes a la cadena local ABC. El nombre del menor, que no puede ser identificado por motivos legales, aparece en una orden judicial emitida en marzo contra el presunto yihadista Ahmad Saiyer Naizmand, que se declaró culpable en diciembre de robar el pasaporte de su hermano tras ser detenido en Dubai y trasladado a Australia.

La orden, que intenta prevenir un ataque terrorista, prohíbe a Naizmand comunicarse con 18 personas, incluido el joven de 18 años que se encuentra detenido por su relación con la muerte del contable Curtis Cheng a principios de mes. El atacante, Farhad Khalil Mohammad Jabar, de 15 años, murió poco después cuando los agentes y compañeros de Cheng respondieron a la agresión, aunque ninguna organización se ha atribuido el ataque.

El ministro de Justicia, Michael Keenan, dijo al canal 9 que las organizaciones extremistas islámicas reclutan a los jóvenes en las redes sociales y que en la actualidad sus mensajes llegan a los adolescentes.

Sin embargo, Keenan se negó a indicar cuántos jóvenes menores de 14 están siendo investigados por considerar que "no es apropiado" dar esos detalles. Tras la muerte de Cheng, el primer ministro, Malcom Turnbull, convocó de urgencia una cumbre en Camberra que reunirá a los representantes de la Policía, las agencias de Inteligencia y del sector educativo para debatir estrategias contra la radicalización de los jóvenes.

Esta semana, el Gobierno australiano también anunció su intención de rebajar la edad para aplicar las órdenes de control de 16 a 14 años, aunque limitará la actuación de la policía en los interrogatorios de menores. Australia elevó la alerta por terrorismo a "alta" en septiembre de 2014 y desde entonces ha evitado varios ataques planeados por yihadistas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.