Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
INVESTIGACIONES DE LA POLICÍA DE LONDRES

Los asesinos de Woolwich son de origen nigeriano pero nacidos en el Reino Unido

Uno de los dos asesinos, el que aparece en el vídeo gritando: "¡Vamos a empezar una guerra en Londres!", ha sido identificado como Michael Adebolajo en twitter y varios foros de internet. Al parecer los dos hombres estaban fichados por la policía británica como posibles miembros radicales. Ahora están siendo tratados en dos hospitales separados y bajo arresto, probablemente sean ciudadanos británicos de origen nigeriano que se habrían convertido al islamismo radical. Sin embargo no se piensa que puedan tener conexión con grupos terroristas en Nigeria como Boko Haram.

  • Los asesinos de Woolwich son de origen nigeriano
  • Uno de los dos asesinos, el que aparece en el vídeo gritando: "¡Vamos a empezar una guerra en Londres!", ha sido identificado como Michael Adebolajo en twitter y varios foros de internet. Al parecer los dos hombres, que están siendo tratados en dos hospitales separados y bajo arresto, probablemente sean ciudadanos británicos de origen nigeriano que se habrían convertido al islamismo radical. Sin embargo no se piensa que puedan tener conexión con grupos terroristas en Nigeria como Boko Haram.
  • Woolwich, Londres, Reino Unido,Mundo,mundo,woolwich,londres,reino unido,antena3,antena 3
  • asesinos-woolwich-son-origen-nigeriano-pero-nacidos-reino-unido
Video: antena3.com

antena3.com  |  Londres, Reino Unido  | Actualizado el 23/05/2013 a las 16:45 horas

La Policía investiga a los dos sospechosos detenidos y si el ataque fue un acto aislado. Los dos presuntos islamistas se abalanzaron sobre un soldado en el barrio de Woolwich, en el sureste de Londres, en plena día y lo mataron a machetazos invocando a Alá, un ataque que las autoridades británicas consideran un posible acto de terrorismo.

La Policía que acudió al lugar de los hechos disparó contra los dos sospechosos, que se encuentran hospitalizados y han sido detenidos. Según fuentes citadas por la agencia local PA, los presuntos autores son de origen nigeriano aunque de nacionalidad británica y conversos al islam.

Fuentes gubernamentales han reconocido a la BBC que los dos sospechosos del atentado, los dos hombres que aparecen en las imágenes del vídeo difundido el miércoles por la cadena ITV News, eran "conocidos" por la Policía, que les había investigado hace años e, incluso, a uno de ellos no le permitió salir del país.

Las mismas fuentes han subrayado que no existían indicios que apuntaran a que ambos tenían planeado cometer un atentado. Tras la muerte del soldado, la seguridad se ha incrementado en los cuarteles militares de Londres y alrededores.

El primer ministro calificó ayer el ataque como "un acto bárbaro" que tiene indicios de que se trata de un "incidente terrorista". Cameron regresó precipitadamente a Londres desde París tras reunirse con el presidente de Francia, François Hollande, para presidir la reunión de Cobra. Un vídeo emitido por la cadena británica ITV muestra a uno de los supuestos agresores hablando sin ocultarse de la cámara, mostrando en sus manos ensangrentadas un machete y un cuchillo.

El hombre grita que "la única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes muriendo cada día" y que "este soldado británico es el ojo por el ojo y el diente por diente". El Consejo Musulmán del Reino Unido, entre otras organizaciones islámicas, ha condenado "sin reservas" el asesinato del soldado, que calificó de "un acto bárbaro, sin ninguna base con el Islám".

No obstante, se han registrado ya algunos incidentes contra la comunidad musulmana en el Reino Unido. Dos personas fueron detenidas anoche por intentar atacar dos mezquitas en Inglaterra, mientras que el grupo de extrema derecha English Defense League (EDL) protagonizó altercados al manifestarse contra el islam en Woolwich.

Compartir en:
PUBLICIDAD