SE DESCONOCEN LAS CAUSAS

SE DESCONOCEN LAS CAUSAS

El autor del tiroteo en una iglesia de Texas, un exmilitar de 26 años que fue dado de baja sin honores

Tras cometer la masacre, el tirador, un exmilitar de 26 años, fue perseguido por un vecino de la localidad que le disparó con su rifle. Devin P. Kelly, como ha sido identificado, intentó escapar con su coche pero su cuerpo ha aparecido sin vida en una carretera cercana.

El hombre que ha acabado con la vida de al menos 26 personas tras un tiroteo en una iglesia de Texas es un hombre de 26 años identificado como Devin Patrick Kelley.

Kelley, según las autoridades oficiales, vivía en New Braunfels, en Texas y murió poco después del ataque por causas que todavía se investigan.

Kelley es un exmilitar que sirvió en las Fuerzas Armadas del Aire en la base de Nuevo México pero fue juzgado en consejo de guerra en el año 2012 por cargos de agresión a su esposa e hijo, tras lo cual fue condenado a 12 meses de prisión.

Al menos 26 personas perdieron la vida

Un total de 26 personas murieron cuando asistían a un servicio dominical en un templo baptista de una pequeña localidad de Texas debido a los disparos que un hombre hizo en su interior con un rifle de asalto semiautomático.

En una rueda de prensa en San Antonio, el gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó la cifra de víctimas mortales y dijo que el tiroteo ocurrido en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, es "la peor matanza registrada en la historia del estado".

Aunque las autoridades no revelaron el nombre del atacante, varios medios estadounidenses lo han identificado como Devin Kelley, un hombre blanco de 26 años que murió después de una breve persecución y enlutar a esta población de menos de 500 habitantes.

Las autoridades señalaron que las edades de las 26 víctimas oscilan entre los 5 y 72 años de edad, una de las cuales es Annabel Pomeroy, la hija de 14 de años del pastor de la iglesia, Frank Pomeroy, quien se lo confirmó a ABC News.

Se desconoce por ahora si el atacante pereció por disparos de la policía o se quitó la vida, y solo se informó de que vestía completamente de negro y portaba un chaleco antibalas. Las autoridades investigan si pertenecía a una organización terrorista o criminal.

El autor del tiroteo escapó del lugar en su automóvil, el cual pudo verse en imágenes de televisión en medio de un campo y con varios agentes y peritos policiales trabajando a su alrededor. Fue perseguido por la policía hasta ese lugar, situado según el canal KSAT a 11 millas (17 km) de la localidad, que está situada a 30 millas (45 kilómetros) de San Antonio.

Hasta ahora eso es todo lo que se sabe del tirador, además de que aparentemente usó un rifle de asalto semiautomático, según los vecinos que escucharon los disparos desde fuera del templo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.