EN EL PANTEÓN DE LOS ROMÁNOV

EN EL PANTEÓN DE LOS ROMÁNOV

Abren la tumba del emperador ruso Alejandro III para tomar muestras de ADN

Con el propósito de confirmar la autenticidad de los restos del hijo de Alejandro III, Nicolás II, asesinado con toda su familia por los bolcheviques en 1918, un grupo de especialistas ha abierto la tumba del emperador ruso .La reapertura del caso se precipitó ante la decisión de enterrar en San Petersburgo al heredero del último emperador ruso, el zarevich Alexéi, y su hermana, la gran princesa María, cuyos restos fueron encontrados en 2007 cerca de Yekaterimburgo, en los Urales.

Un equipo de especialistas comenzó la apertura de la tumba del emperador ruso Alejandro III con el propósito de tomar muestras de ADN para confirmar la autenticidad de los restos de su hijo, Nicolás II, el último zar de Rusia, asesinado con toda su familia por los bolcheviques en 1918. "Los trabajos ya han comenzado", dijo a la agencia Interfax una fuente próxima a la investigación.

La tumba de Alejandro III se encuentra en el panteón de los Románov en la catedral de Pedro y Pablo, situada en la fortaleza homónima de San Petersburgo, la antigua capital imperial. El Comité de Instrucción de Rusia (CIR), que había cerrado el caso del asesinato de Nicolás II y su familia en 2011, decidió reabrirlo en agosto pasado para realizar nuevas pesquisas sobre la autenticidad de los restos de Nicolás II y su familia, como exige la Iglesia ortodoxa rusa.

Para ello, los restos de la familia imperial fueron exhumados y se inició el análisis genético de las muestras tomadas. Entre las muestras que serán cotejadas figura también la ropa que llevaba el abuelo de Nicolás II, el emperador Alejandro II, cuando fue asesinado en 1881 en un atentado con bomba. La reapertura del caso se precipitó ante la decisión de enterrar en San Petersburgo al heredero del último emperador ruso, el zarevich Alexéi, y su hermana, la gran princesa María, cuyos restos fueron encontrados en 2007 cerca de Yekaterimburgo, en los Urales.

Por ello se decidió exhumar los restos de la familia imperial que ya se encontraban en el panteón de la catedral de Pedro y Pablo desde 1998. Tanto la casa Románov como la Iglesia ortodoxa ponen en duda la autenticidad de los restos, aunque el portavoz del CIR, Vladímir Markin ha insistido en que los investigadores tiene la certeza de ello.

El Archivo Estatal, donde se encuentran ahora los restos del heredero de Nicolás II y su hermana, también ha asegurado que los restos pertenecen a la familia imperial, pero explicó que "por respeto a la Iglesia" se optó por repetir los análisis genéticos.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.