TERCER DÍA DE DECLARACIÓN

TERCER DÍA DE DECLARACIÓN

Urdangarin dice que la Infanta no usó la tarjeta de Aizoon y desvincula al Rey Juan Carlos de sus negocios

Iñaki Urdangarin ha asegurado que la razón por la que la Infanta Cristina figura como copropietaria de Aizoon fue "un tema personal" quien ha detallado que fue cuestión "de confianza". Asimismo, ha defendido que su esposa nunca tuvo ni usó la visa de Aizoon porque "solo la podía usar yo, mi secretaria o personas que estaban alrededor mío". Preguntado sobre los cargos personales que supuestamente cargaban a Aizoon, el exduque de Palma ha explicado que su secretaria "decidía qué gastos se imputaban" tras presentar todos los justificantes.

El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha señalado en su declaración en el juicio del caso Nóos, que su mujer, la Infanta Cristina, conocía "vagamente" los servicios de consultoría que él prestaba a través de la empresa de la que ambos eran copropietarios, Aizoon, y de la que según las pesquisas se habría servido el acusado para defraudar a Hacienda.

Así lo ha puesto de manifiesto a preguntas de la abogada del sindicato Manos Limpias, única acusación que ejerce acciones penales contra la hermana del Rey Felipe VI, para quien reclama ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que su marido habría cometido en 2007 y 2008.

"El Rey fue informado por su involucración en el mundo de la vela"

Al ser inquirido sobre por qué, al ser constituida Aizoon, cedió la mitad de la empresa a su mujer, Urdangarin ha explicado que se debía "simplemente a un tema personal de confianza, que ella conociese que empezaba una labor. Qué mejor que estuviera ella a mi lado", ha añadido el exduque, incidiendo en que la Infanta no ha ejercido ninguna función en la mercantil.

Además, preguntado por si cargaban gastos personales a Aizoon, Urdangarin ha explicado que, puesto que él tenía gastos personales y de la sociedad, presentaba todos los justificantes y su secretaria "decidía qué gastos se imputaban a Aizoon". "Supongo que consultaría con el departamento contable", ha dicho en referencia a su secretaria.

"Yo daba los tíquets y esperaba que mi secretaria y asesor contable dijeran qué gastos eran de Aizoon y qué gastos no", ha declarado antes de incidir en que "para eso tenía asesores contables que me ayudaban a hacer esas labores", ha manifestado.

Desvincula al Rey Juan Carlos
Urdangarin ha asegurado que "en ningún momento" el Rey Juan Carlos "intercedió" en sus negocios particulares ni en los de su esposa. El exduque de Palma ha respondido así a una pregunta de la letrada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, tras la exhibición en la vista de un correo electrónico en el que se aludía a la información a don Juan Carlos sobre una intervención de Urdangarin relativa a la Copa América que se iba a celebrar en Valencia. "Su majestad el Rey fue informado por su afición por su involucración en el mundo de la vela", ha manifestado Urdangarin.

El marido de la infanta Cristina también ha confirmado, ante la exhibición de otro correo electrónico que aludía a don Juan Carlos, que el monarca hizo un préstamo de 1,2 millones de euros a su hija para la compra de su vivienda en Barcelona.

Juntas no presenciales de Aizoon
Preguntado por la asistencia de la Infanta a las juntas de Aizoon, Urdangarin ha respondido que éstas no se celebraron presencialmente por lo que "nuestros asesores nos prepararon la documentación, yo la revisaba y la firmaba y luego la firmaba ella".

No obstante, en su declaración anterior Urdangarin había declarado que acudía a las juntas, a lo que el exduque ha aclarado que se refería a que "formalizaba el acto de la firma" puesto que, ella, como socia al 50 por ciento de la sociedad, "tenía que hacer la función de firmar", insistiendo en que las juntas "no se celebraron de manera física.

"Nunca hemos tenido cuentas en paraísos fiscales"
Ha asegurado que ni él ni su esposa han tenido jamás dinero oculto: "Nunca hemos tenido cuentas en paraísos fiscales". En su declaración, ha negado tener dinero en refugios tributarios, en respuesta al abogado defensor de la infanta Cristina Pablo Molins, que le ha preguntado si él o su esposa tienen cuentas en paraísos fiscales como Belice, Luxemburgo, Delaware, Panamá o Suiza.

Urdangarin ha dicho que doña Cristina nunca intervino en la gestión de la empresa que comparten a medias Aizoon, de la que él era el administrador y siempre fue él quien tomó las decisiones contando con la opinión de sus asesores.

La Casa Real hacía barridos de los teléfonos y ordenadores
Urdangarin, ha manifestado que el equipo de seguridad de la Casa Real hacía barridos en los teléfonos y ordenadores del Instituto Nóos, "sobre todo cuando nos mudábamos de una oficina a otra", mientras que cada miembro de la entidad hacía sus propias copias de seguridad y un técnico de la misma se dedicaba al mantenimiento de la planta informática del Instituto.

Por otro lado, Urdangarin ha asegurado no conocer al especialista en informática Matías Bevilacqua, quien colaboró en el CNI hasta 2008. El abogado del exduque, Mario Pascual Vives, admitió en su día que solicitó los servicios de una empresa "para que pusiera en orden los mails" relacionados con Nóos, aunque negó que contratara a Bevilacqua para ello.

El abogado respondió así al ser cuestionado por las informaciones que afirmaban que un agente del CNI 'hackeó' 30.000 emails del disco duro del despacho que llevaba las cuentas y fiscalidad del Instituto Nóos, poco después de que Torres amenazase con hacer públicos 200 correos comprometedores.

Puso a sus hijos como socios de una empresa
Iñaki Urdangarin, ha señalado que en el año 2000 puso en marcha una empresa familiar, denominada Namasté, en la que puso como socios a dos de sus hijos, que entonces contaban con tres y cuatro años, si bien ha precisado que no llegó a ser utilizada.

Así lo ha explicado al ser preguntado al respecto por el abogado del excontable de Nóos Marco Antonio Tejeiro, sobre lo cual Urdangarin ha manifestado que el colocar a sus hijos lo hizo de forma simbólica para que tuvieran una mera participación en la empresa.

Tal y como ha recordado, estaba trabajando en la sociedad Octagon Esedos cuando uno de los empleados le propuso crear una nueva mercantil, que sería Namasté, pero que "no se llegó a utilizar".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.