SAHARA | REACCIONES TRAS LA REPATRIACIÓN

SAHARA | REACCIONES TRAS LA REPATRIACIÓN

Uno de los cooperantes repatriados: "Nos gustaría saber los motivos"

Uno de los doce cooperantes españoles que han sido repatriados desde campamentos saharauis en Tinduf ha explicado que decidieron volver por "precaución", aunque les gustaría que el Gobierno les explicara "los motivos concretos". Desde el Frente Polisario se lamenta la decisión de España y esperan que los cooperantes puedan regresar pronto.

Llegada de los cooperantes evacuados a España
Llegada de los cooperantes evacuados a España | EFE

El cooperante de Médicos del Mundo Albert Sterm, uno de los doce españoles que este sábado fueron repatriados desde los campamentos de refugiados saharauis, ha asegurado que decidieron volver por "precaución", aunque les gustaría que el Gobierno les explicara los "motivos concretos" de su decisión.

Sterm, que desde hace diez meses coordinaba la acción de esta ONG en el Sahara, ha subrayado que la medida anunciada por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ante la posibilidad de que pudieran sufrir acciones por parte de grupos terroristas del norte de Mali, traerá "graves consecuencias" para la población.

Todo empezó, explica, el jueves por la tarde, cuando la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) les advirtió de una "posible evacuación inmediata", que finalmente no se produjo. Pero el viernes a mediodía les comunicó que todos los expatriados debían tener listas sus maletas de emergencia para prepararse para abandonar la zona, aunque nadie les explicó "los motivos concretos por los que el Gobierno español" tomó la decisión de hacer "una evacuación total e inmediata de los campamentos".

Así, "por prudencia y precaución ante un aviso de alarma tan urgente y aparentemente tan grave, decidimos cumplir las recomendaciones que se nos daba desde la embajada", señala el cooperante antes de insistir: "nos gustaría saber qué ha motivado el que el Gobierno español montara todo este dispositivo".

Y ello porque, relata, a raíz del secuestro de los dos cooperantes españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, que fueron liberados el pasado 18 de julio, junto a la italiana Rosella Urru, tras permanecer en cautividad nueve meses, todos han visto cómo se ha incrementado la seguridad.

"Hay muchos más medios, muchos más recursos tanto por parte de las autoridades saharauis como del Gobierno argelino y de las propias ONG para garantizar la seguridad operacional y en las viviendas del personal expatriado", explica Sterm, que precisa: "hay mayor presencia policial y los controles son evidentes y visibles a lo largo de todo el día".

Aunque reconoce que la situación en el norte de Mali "no es muy tranquilizadora" y la zona del Sahel "puede verse abocada en una espiral de violencia", afirma que en la de las zonas de los campamentos de refugiados la situación está "relativamente controlada" y que las autoridades de la República Árabe Democrática Saharaui (RASD) "manejan sus recursos con eficacia y eficiencia".

La intención de los cooperantes de Médicos del Mundo, subraya, es "volver cuanto antes y tan rápido como se aclare un poquito esto" conocen "la realidad que vive la población saharaui" en "una de las zonas más duras del mundo, con temperaturas superiores a los cincuenta grados, sin acceso a agua corriente potable y falta de alimentos básicos". Por ello, "cualquier apoyo es positivo, y entendemos que hay que mantenerlo e incluso incrementarlo", concluye.

Reacciones desde el Frente Polisario
Desde el Frente Polisario han lamentado la orden emitida por el Gobierno español, argumentando que las autoridades saharauis han conseguido garantizar la seguridad de los voluntarios frente a la amenaza terrorista que España ha esgrimido como argumento para su regreso.

"El gobierno de la República Saharaui lamenta esta decisión, que sin duda tendrá efectos negativos sobre la situación de los refugiados que esperan un referéndum de autodeterminación, la solución al conflicto saharaui-marroquí", declaró el ministro de Exteriores de la RASD, Mohamed Salem Ould Salek.

En este sentido, el Gobierno saharaui reitera su condena al terrorismo, al que considera un "fenómeno global que se debe combatir con la coordinación y el mantenimiento de la cooperación internacional", pero recuerda que las autoridades saharauis "han introducido gradualmente las medidas necesarias para proteger a los invitados del pueblo del Sáhara".

"El Gobierno espera el pronto regreso de los cooperantes para que continúen su noble misión de asistencia a las decenas de miles de refugiados, víctimas de la ocupación militar de su territorio por el reino de Marruecos desde el 31 de octubre de 1975", concluye el comunicado del ministro, recogido por la agencia oficial de noticias saharaui, SPS.

 

 

 

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.