EN MADRID Y BARCELONA

EN MADRID Y BARCELONA

Trece detenidos tras los registros en las oficinas de Adif por los sobrecostes del AVE

La causa está abierta por malversación y falsedad documental, "sin perjuicio de posteriores calificaciones", y no es la primera vez que Adif es objeto de una investigación, ya que hace dos años se detuvo a nueve personas, entre ellas dos directivos, es una investigación por sobrecostes y presunto desvío de fondos.

El registro de la Guardia Civil en oficinas de la compañía gestora de las infraestructuras ferroviarias Adif en Madrid y Barcelona ha concluido tras casi 12 horas de inspecciones y con un resultado de trece detenidos, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El juzgado de instrucción 26, que dirige la investigación por supuestos sobrecostes relacionados con la construcción de la línea del AVE y la estación La Sagrera, pondrá a disposición de la juez a siete de los detenidos, mientras que el resto serán citados.

La causa está abierta por malversación y falsedad documental, "sin perjuicio de posteriores calificaciones". No es la primera vez que Adif es objeto de una investigación, ya que hace dos años se detuvo a nueve personas, entre ellas dos directivos, es una investigación por sobrecostes y presunto desvío de fondos.

Los investigadores también trataban de averiguar si los exresponsables de obra de Adif aceptaron sobornos a cambio de tolerar la falsificación del volumen de trabajos realizados, por lo que a los delitos citados se podría sumar el de cohecho.

Entre los supuestos integrantes de la trama figura un exresponsable de obras de Adif que ya fue detenido en 2014 en otra operación policial contra una red acusada de cobrar sobornos a cambio de permitir sobrecostes en varios tramos de las obras del AVE en Barcelona.

De hecho, la operación lanzada este martes por la Guardia Civil es paralela a esa otra investigación que dirige el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona y que, en mayo de 2014, comportó la detención de diez personas -entre ellas excargos de Adif y de empresas constructoras- por sobrecostes supuestamente irregulares en las obras del AVE en Barcelona. Precisamente, fue esa primera investigación judicial -centrada en un tramo entre la Sagrera y El Nudo de la Trinitat adjudicado a Corsan- la que motivó que Adif encargara auditorías externas e internas sobre otras obras de esta infraestructura, que todavía estaban en su fase inicial, con apenas un 20 o 30% del proyecto ejecutado.

Las auditorías, que el gestor de infraestructuras llevó a la Fiscalía Anticorrupción el año pasado, concluyen que otras empresas contratistas de la línea del AVE en las inmediaciones de la estación de La Sagrera inflaron presuntamente las facturas de sus construcciones, para obtener beneficios millonarios, con la complicidad de responsables de obras de Adif en la época.

En concreto, Adif detectó desajustes entre el volumen ejecutado de las obras y las certificaciones correspondientes, por lo que decidió paralizar los trabajos de construcción para llevar a cabo las comprobaciones pertinentes. Meses después, la empresa gestora de infraestructuras remitió una carta al fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, que lleva el caso, para solicitarle que autorizara la continuación de las obras, a lo que el ministerio público respondió también por escrito que no le correspondía resolverlo, dado que no había sido suya la decisión de detener los trabajos.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.