MUNTÉ DICE QUE MAS HARÁ OTRA PROPUESTA ESTE JUEVES

MUNTÉ DICE QUE MAS HARÁ OTRA PROPUESTA ESTE JUEVES

Tardá afirma que ERC ofrece un "cheque en blanco" y está dispuesto a renunciar a Mas

El número 2 de ERC a las elecciones generales, Joan Tardà, ha dicho que su formación está dispuesta a todo por lograr un Gobierno independentista. Preguntado si ese cheque en blanco puede implicar incluso renunciar a la reelección de Artur Mas, ha apostillado: "A todo quiere decir a todo". De momento, la CUP sigue rechazando investir a Mas.

Joan Tardá, dirigente de ERC
Joan Tardá, dirigente de ERC | EFE

El número dos de ERC por Barcelona para el 20D, Joan Tardà, ha asegurado que su partido está dispuesto "a todo" para llegar a un acuerdo con la CUP para la investidura y formar un nuevo Govern, incluso a ofrecer un "cheque en blanco" para anteponer los intereses generales a los partidistas. En declaraciones en los pasillos del Parlament, junto al cabeza de lista republicano para las elecciones generales, Gabriel Rufián, Tardà ha advertido de que "el precio del desacuerdo sería enorme, casi un delito de alta traición a la voluntad del pueblo de Cataluña o un fraude a esa voluntad democrática".

Por ello, ha remarcado que ERC "está dispuesta hasta el último momento a contribuir a la consecución de ese acuerdo", incluso a "firmar un cheque en blanco" para que el proceso "no sufra ningún tipo de escollo", dado que "cada día que pasa sin acuerdo representa una baza mejor para los adversarios de las libertades de Cataluña".

Dejando claro que los republicanos están "muy esperanzados en que haya acuerdo", pero que "hay que estar dispuestos a todo", Tardà ha sido preguntado sobre si ese todo incluiría también la posibilidad de que Artur Mas no fuera finalmente el presidente con tal de llegar al acuerdo con la CUP: "A todo quiere decir a todo", ha respondido.

"Estoy convencido -ha proseguido- que la ciudadanía sabe que cuando uno dice que está dispuesto a todo para llegar a acuerdo es que hace prevalecer la voluntad del pueblo por encima de los intereses legítimos de las partes y de los intereses partidistas. La ciudadanía no entendería que no fuéramos capaces de anteponer los intereses generales y pecar de egoístas".

A su juicio, "un cheque en blanco significa darlo todo para que la voluntad popular salga triunfante. Significa ayudar, contribuir y anteponer intereses los generales", ha dicho Tardà, que en cualquier caso ha dejado claro que el candidato de Junts pel Sí -que incluye a ERC- a presidir la Generalitat es Artur Mas. "Entiendo que en las negociaciones se habrán barajado también otras posibilidades. Pero sea la solución una, otra o quizás una tercera, es secundario. Lo prioritario es no traicionar la voluntad mayoritaria", ha proseguido. En este sentido, ha recordado que "en los momentos históricos y en las coyunturas singulares es donde se demuestra que el político se convierte en estadista. Es el momento de los estadistas que sepan anteponer los intereses generales a los particulares, se llamen Junqueras (ERC), Mas (CDC) o Baños (CUP)".

Munté recalca a ERC que el candidato es Mas, que hará una nueva propuesta

La vicepresidenta del Govern en funciones, Neus Munté, ha respondido a ERC que el candidato de Junts pel Sí para la presidencia de la Generalitat sigue siendo Artur Mas, quien hará un nuevo planteamiento de gobierno ante la CUP en el segundo pleno de investidura del Parlament. En una comparecencia en el Palau de la Generalitat, Neus Munté (CDC) ha aseverado que existe una "unanimidad total" en la coalición independentista respecto a que "el candidato a la presidencia es Artur Mas".

Munté no ha ofrecido detalles de la propuesta que han valorado Artur Mas, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y otros representantes de Junts pel Sí junto con los diputados de la CUP Benet Salellas, Anna Gabriel y Antonio Baños, ni tampoco ha valorado la respuesta de los 'cuperos' a la nueva oferta. Así, ha emplazado a esperar a este jueves, cuando Mas formulará "un planteamiento adicional" en el Parlament y se conocerá entonces "la respuesta y la reacción del conjunto de grupos parlamentarios, lógicamente también de la CUP".

Mas necesita al menos dos votos favorables de la CUP y la abstención del resto del grupo -además de los 62 ya garantizados de Junts pel Sí- para salir elegido presidente por mayoría simple, pero la CUP se inclina por mantener el 'no' al líder de CDC.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.