TRAS SER ELEGIDA PRESIDENTA

TRAS SER ELEGIDA PRESIDENTA

Susana Díaz tiende la mano al "bloque del no" aunque hayan rechazado de nuevo su investidura

Les tiende la mano con el objetivo de que "se incorporen con propuestas dirigidas al interés de la gente". La nueva presidenta de la Junta de Andalucía ha comunicado que su propósito ahora es "recuperar los ochenta días perdidos", que es el tiempo que ha tardado en ser investida.

Susana Díaz, investida presidenta de Andalucía
Susana Díaz, investida presidenta de Andalucía | EFE

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha recibido hoy la confianza de la mayoría del Parlamento andaluz, con los votos del PSOE y Ciudadanos, y tomará posesión de su cargo este domingo, ha tendido la mano al "bloque del no", al PP, Podemos e IU, que han rechazado de nuevo su investidura.

Rodeada de cámaras, periodistas y diputados que quería felicitarla, la presidenta ha declarado a los medios de comunicación que su primer objetivo es "recuperar los ochenta días perdidos", por el tiempo que ha tardado en ser investida. "Tengo mucho trabajo por delante, ochenta días que recuperar y si siempre me dejo la piel ahora voy a tener que trabajar el doble para recuperar esos ochenta días y que Andalucía gane este tiempo y estabilidad", ha indicado.

La presidenta socialista ha tendido la mano tanto a Ciudadanos, al que ha agradecido su apoyo, como al resto de formaciones, a las que ha pedido que "dejen al margen los intereses partidistas y pongan por delante los de Andalucía".

Sobre las críticas al adelanto electoral, ha mantenido que ha sido "bueno" para que la comunidad diera "el salto que necesita", y ha recordado que muchos de los que cuestionaban el anticipo de los comicios están hoy en esta Cámara. "No están (por Podemos) fuera del Parlamento diciendo que los que están dentro no nos representan. Espero un ejercicio de responsabilidad de todos los partidos", ha aseverado.

Por ello, ha tendido la mano a los partidos que, según ella, han conformado el "bloque del no y nos han tenido en la parálisis", con el objetivo, ha dicho, de que "se incorporen con propuestas dirigidas al interés de la gente".

Convencida de que la comunidad tendrá los "mejores años", Díaz ha avanzado que la primera medida que tomará su nuevo gobierno se centrará en la educación, es decir, en implantar las becas del B1 a universitarios en un segundo idioma, con miras a que se aplique "de manera inmediata" y pueda ser una realidad en la convocatoria de exámenes de julio. "Que el pago de esos exámenes no impida que ningún alumno pueda terminar los estudios universitarios por falta de recursos", ha precisado la presidenta, que ha apuntado que otra de las primera medidas se refieren al paquete de iniciativas contra los desahucios que planteo en el discurso de investidura.

Preguntada por la composición del nuevo gobierno, que previsiblemente tomará posesión de sus cargos el próximo lunes, la dirigente socialista ha respondido: "Eso hoy no toca".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.