TRAS SU CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

TRAS SU CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

Sánchez e Iglesias se citan con voluntad de negociar un gobierno "de cambio"

Los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, han acordado mantener un encuentro el próximo miércoles día 30 ante su voluntad de "abrir un nuevo marco de diálogo". Según han informado ambos partidos después de una charla de tono "muy cordial" de alrededor de 30 minutos, los líderes del PSOE y Podemos han mostrado su "plena voluntad" de abrir un nuevo marco de diálogo y han constatado que "hay muchos puntos en común" entre ambos.

Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias y PSOE, Pedro Sánchez.
Los líderes de Podemos, Pablo Iglesias y PSOE, Pedro Sánchez. | agencias

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, han desbloqueado sus negociaciones con una conversación en la que han pactado reunirse el próximo 30 de marzo con "plena voluntad" por parte de ambos de negociar, evitar nuevas elecciones y lograr un gobierno "de cambio y estable".

Es lo que han asegurado PSOE y Podemos en un comunicado pactado entre las dos fuerzas políticas tras el diálogo telefónico de media hora que han mantenido Sánchez e Iglesias en vísperas de unos días de descanso con motivo de la Semana Santa.

Tras este periodo deberían impulsarse las negociaciones entre los diversos partidos con el fin de lograr algún acuerdo que evite nuevas elecciones. Y después de que PSOE y Podemos rompieran sus conversaciones a consecuencia del pacto suscrito por Sánchez y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, hoy se han sentado las bases para seguir sondeando un pacto de izquierdas.

En su conversación, el secretario general del PSOE y el de Podemos han coincidido en que es urgente "abrir un nuevo tiempo político" y formar un gobierno que releve al presidido por Rajoy, y, para ello, han apostado por "articular acuerdos amplios".

A los dos les inquietan asimismo "las formas de un gobierno interino que no respeta al Parlamento", en alusión a la decisión del Ejecutivo en funciones de no someterse al control del Congreso. Una decisión que ha motivado que todos los grupos de la Cámara, excepto el PP, hayan presentado hoy una iniciativa para que el Congreso plantee ante el Tribunal Constitucional "un conflicto de atribuciones" por la negativa del Gobierno a someterse al control de las Cortes.

"Hay muchos puntos en común"

Aunque Sánchez e Iglesias aseguran que hay "muchos puntos en común" ante las reformas que se necesitan, el líder socialista cree que gran parte de lo que se requiere está incluido en el acuerdo firmado por él con Ciudadanos. Un acuerdo que los socialistas siguen asegurando que está vigente y que recalcan que está abierto a otros partidos. Sin embargo, Iglesias, cree que "la mejor inspiración" para un futuro ejecutivo es el gobierno de la Comunidad Valenciana.

En cualquier caso, existe un "respeto mutuo" por las visiones respectivas que no impiden el diálogo. A las posibilidades de acuerdo entre PSOE y Podemos no se ha querido referir el portavoz de este partido en el Congreso, Íñigo Errejón, al considerar que esta jornada no era el momento de hablar sobre ello.

Es lo que ha aducido ante las preguntas de los periodistas tras participar en el minuto de silencio convocado en el Congreso por las víctimas de los atentados de ayer de Bruselas y que ha sido su primera comparecencia pública después de que Iglesias destituyera a Sergio Pascual, secretario de Organización de su partido y próximo a Errejón.

Otro dirigente de Podemos, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, sí ha asegurado que su partido está "empujando con todas sus fuerzas" para conseguir un "gobierno del cambio" Ante la evolución que puedan seguir las conversaciones entre Sánchez e Iglesias, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha acusado a los socialistas de estar jugando "con dos barajas".

Para él, algunos dirigentes territoriales se dan "golpes de pecho" ante la posibilidad de un acuerdo con Podemos, pero gobiernan juntos en varias comunidades. Casado se ha preguntado "si están ocultando un pacto con la extrema izquierda hasta que pase el Congreso socialista" y ha pedido a los dirigentes del PSOE que "hablen claro a la gente".

A esos reproches ha sumado que el "pulso interno" entre Sánchez y la presidenta de Andalucía, Suana Díaz, está provocando una "parálisis institucional" y que el PSOE se haya negado a sentarse a hablar con el PP.

No obstante, ha confiado en que "después de esta Semana Santa de pasión para el PSOE" y del "vía crucis para Podemos" se pueda sellar un pacto entre los partidos constitucionalistas. Por parte de Ciudadanos, Rivera ha considerado que el desafío terrorista puesto de manifiesto con los atentados de ayer en Bruselas, junto al reto de regenerar la democracia y la economía, obligan a consensuar un gobierno reformista.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.