Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
PROTESTAS DEL 25-S

Sáenz de Santamaría asegura que hay que atender "a la calle" pero "también a las urnas"

Soraya Sáenz de Santamaría ha expresado su respeto por lo que dice "la calle" pero ha matizado que también hay que hacer caso "a las urnas". La vicepresidenta del Gobierno ha opinado que la convocatoria ha reunido "mucha menos gente" de la esperada y que se ha producido "mucha más violencia" de la que "querían".

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 25/09/2012 a las 23:19 horas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado en referencia a las protestas que se han vivido hoy en los aledaños del Congreso que "siempre hay que escuchar a la calle" pero también a lo que han expresado los ciudadanos con su voto en las urnas.

"Hay que atender a la calle cuando uno se manifiesta pacíficamente y donde debe hacerlo. Cuando lo hace violentamente y ante la sede de la voz de todos los españoles estamos hablando de otra cosa", ha alertado Sáenz de Santamaría en los pasillos de la Cámara baja.

La vicepresidenta del Ejecutivo ha dejado claro que su deber como diputada es acudir a votar al Congreso y ejercer su "legítima obligación" como parlamentaria en representación de los ciudadanos. "Siempre hay que escuchar a la calle pero desde luego hay que atender a lo que deciden las urnas y eso es venir a votar a esta Casa", ha insistido.

Por su parte, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González-Pons, ha reconocido sentir una "profunda tristeza" por los incidentes sucedidos en las inmediaciones del Congreso. En su opinión, la convocatoria ha reunido "mucha menos gente" que lo que esperaban los organizadores pero también se ha producido "mucha mas violencia" de la que los convocantes "querían".

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana