PRUEBA LA EXPERIENCIA CON LOS OJOS VENDADOS

PRUEBA LA EXPERIENCIA CON LOS OJOS VENDADOS

Sáenz de Santamaría amadrina un cachorro de la Fundación Perros Guía de la ONCE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha visitado la Fundación Perros Guía de la ONCE y su centro de adiestramiento con motivo del 25 aniversario de la institución. Allí ha amadrinado a Ulpa, un cachorro de 30 días de raza labrador, y ha dejado que otro perro, Idra, fuera sus ojos al vendarse ella los suyos.

Soraya Sáenz de Santamaría, con los ojos vendados acompañada de un perro guía
Soraya Sáenz de Santamaría, con los ojos vendados acompañada de un perro guía | @ONCE_oficial

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha amadrinado a Ulpa, un cachorro de 30 días de raza labrador, durante una visita a la Fundación Perros Guía de la ONCE y su centro de adiestramiento con motivo del 25 aniversario de la institución. Inauguradas por doña Sofía en 1999, la vicepresidenta del Gobierno ha conocido las instalaciones donde la Fundación entrena a los perros lazarillo en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, que ocupan 110.000 metros cuadrados y cuentan con espacios para la crianza y el cuidado de los cachorros, fundamentalmente labradores, golden retriever y pastores alemanes.

Allí, como ha podido comprobar Sáenz de Santamaría junto a Idra, una labrador con la que ha realizado un recorrido con los ojos vendados, la fundación cuenta con espacios de entrenamiento e instrucción de los perros, una clínica veterinaria, un albergue para canes "jubilados" y una residencia para formar a los usuarios. Antes del recorrido, la vicepresidenta del Gobierno ha pedido al alcalde de Boadilla, Antonio González Terol, una foto con los animales para sus hijos.

Sáenz de Santamaría amadrina a Ulpa, un perro guía de la ONCE

En la etapa de adiestramiento, que dura entre seis y ocho meses, los profesionales preparan a los perros para sortear obstáculos, desplazarse en transportes públicos, marcar bordillos o escaleras y no distraerse con otros animales o con comida, con el fin de garantizar la máxima seguridad y autonomía personal del ciego o deficiente visual al que acompañan. En sus años de funcionamiento, más de 3.000 ciudadanos han dedicado voluntariamente tiempo y cariño a socializar a los futuros perros guía antes de su ingreso en el centro de adiestramiento de Boadilla del Monte.

Sáenz de Santamaría ha valorado el gesto de contribuir al cuidado y entrenamiento de estos animales y ha hecho un llamamiento para que haya familias de acogida y que los niños se den cuenta de que no todo el mundo tiene los mismos problemas. "Es ponerte en sus patas y tiene que ser una comunión un tanto particular saber que tus ojos los tiene un animal", ha considerado la vicepresidenta, quien ha visitado después un polideportivo municipal donde se ha animado a tirar dos penaltis y se ha hecho fotos con niños y padres.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.