ACERCAN POSICIONES

ACERCAN POSICIONES

Rivera no descarta entrar en un gobierno con el PSOE si alcanzan "un gran acuerdo"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, señala que están acercando posiciones y concretando los términos del pacto, no ha descartado entrar en el gobierno "si hay un gran acuerdo" con los socialistas. Aun así, recalca que todo depende de que el PSOE asuma que España ha cambiado y que hay una serie de reformas que deben aceptar.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reconocido avances en la negociación de un pacto de gobierno "para toda la legislatura" con el PSOE, pero ha advertido de que están tan cerca de lograr un acuerdo como de levantarse de la mesa de negociación.

En declaraciones en una entrevista radiofónica, Rivera ha señalado que están acercando posiciones y concretando los términos del pacto y no ha descartado entrar en el gobierno, "si hay un gran acuerdo" con los socialistas. Pero ha precisado que, en este momento, cuando se llega "al final del camino", puede haber desde un "acuerdo inminente" hasta una "ruptura".

Ha recalcado que todo depende de que el PSOE asuma que España ha cambiado y que hay una serie de reformas que deben aceptar y ha insistido en que "en 48-72 horas esto tiene que estar resuelto, porque no hay más plazo".

"Si el PSOE está dispuesto a soltar los tics que PSOE y PP llevan arrastrando, estaremos cerca de un acuerdo, si no lo hace, legítimamente no pasa nada, estaremos en la oposición", ha dicho.

El líder de Ciudadanos ha rechazado la idea de poner vetos a la reunión prevista para esta tarde entre el PSOE, Podemos, Compromís e IU, pues "sería infantil", y han enmarcado el encuentro "a cuatro" en la lógica de las negociaciones.

"Me siento cómodo en una negociación política de este nivel, porque es lo que necesita este país", ha asegurado Rivera, quien ha insistido en la necesidad del concurso del PP para llevar a cabo las reformas. En este sentido, ha arremetido contra las posiciones "tajantes" y "drásticas del yo no, yo nunca" del PP y ha recalcado que su líder, Mariano Rajoy, "no puede sumarse a una segunda transición".

"Después de lo que estamos viendo, es incompatible", ha dicho y ha añadido: "Uno puede tener un caso de corrupción, pero no puede tener una trama organizada (...). O limpias o eres incompatible con la regeneración". Además, ha señalado: "Si el 50 por ciento de mis votantes pensaran que yo soy el problema, me lo pensaría".

También ha descartado una coalición electoral PP-Ciudadanos y ha lamentado que haya "más gente pensando en la aritmética de unas nuevas elecciones que en la aritmética de formar gobierno". Ha asegurado que no le han propuesto esa posibilidad, que ha considerado "entre una broma y un chiste", y ha negado al mismo tiempo que Ciudadanos aspire a ser el nuevo PP. "Ni ideológica ni políticamente", ha puntualizado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.