CUMBRE IBEROAMERICANA

CUMBRE IBEROAMERICANA

El Rey elogia a los emigrantes españoles en México

El jefe del Estado español afirmó que "esa dimensión universal del emigrante, de los hombres y mujeres que se separan valerosamente de raíces y seres queridos en busca de nuevas oportunidades, merece todo el respeto, admiración y aprecio".

El Rey Felipe comenzó hoy en Veracruz su primer viaje iberoamericano como jefe de Estado con un homenaje a los emigrantes españoles en México, aquellos que "se separan valerosamente de raíces y seres queridos en busca de nuevas oportunidades" y merecen "todo el respeto, admiración y aprecio".

El monarca entregó las medallas de Honor de la Emigración Española al Círculo Mercantil Español en Veracruz, fundado hace 150 años, y a la Sociedad Española de Beneficencia de la misma localidad costera donde mañana lunes comienza la XXIV Cumbre Iberoamericana.

Tras visitar una exposición fotográfica sobre la emigración española durante el siglo XX, el Rey presidió un emotivo acto en el Salón de los Espejos de la sede del Círculo Mercantil, un edificio del siglo XIX donde se congregaron descendientes de emigrantes asentados en la sociedad veracruzana, españoles y autoridades locales.

Felipe VI viajó a México sin la Reina Letizia, ya que en la cumbre iberoamericana no hay programa para primeras damas, pero le habría gustado venir, confesó el Rey a unos periodistas españoles. Eso sí, al pronunciar su discurso bromeó al asegurar que se sentía "muy bien acompañado" por su familia, su bisabuelo Alfonso XIII, su bisabuela, la Reina Victoria Eugenia, e Isabel II, cuyos retratos cuelgan de las paredes de la sala.

En su primer discurso de los tres que pronunciará hoy en Veracruz, en presencia del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, Felipe VI aseguró que estos españoles y mexicanos encaran el ideal iberoamericano de José Vasconcelos, maestro de la renovación educativa en el país.

"Quienes se separan de sus raíces en busca de nuevas oportunidades, merecen respeto, admiración y aprecio".

Fueron sus palabras más emotivas de una alocución en la que recordó el "inmenso acierto" que tuvieron las dos entidades distinguidas al "abrirse a la sociedad veracruzana fomentando la convivencia y enraizándose en el generoso tejido social mexicano".

Esa "extraordinaria historia", insistió, "ha dado un vínculo más, humano y profundo, a la intensa relación fraternal entre México y España" y por ello el Rey Felipe aprovechó para hacer notar el "reconocimiento activo que España hace de sus emigrantes".

En el mismo escenario donde sus padres, los Reyes Juan Carlos I y Sofía, estuvieron en el año 1978, consideró que su visita tiene el valor de dar el "cariño y reconocimiento" a la inmigración española, sobre todo a la que llegó a México y Veracruz, y también el de expresar la "gratitud permanente" de España a la hospitalidad del país.

Las dos entidades a las que hoy entregó la Medalla de Oro de la Emigración Española, en su categoría de Oro, encarnan estas virtudes desde sus mismos orígenes, cuando hace 150 años se fundó el círculo en Veracruz, llamado popularmente el Casino.

En el acto estuvieron presentes, además del ministro de Exteriores, la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral Téllez, el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, y los presidentes del Círculo Mercantil, Ramón Francisco Fuster, y la Sociedad de Beneficencia, Manuel Caramés.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.