PIDEN QUE NO SE APLIQUE HASTA SEPTIEMBRE

PIDEN QUE NO SE APLIQUE HASTA SEPTIEMBRE

La nueva normativa de terrazas en Barcelona costará su empleo a 12000 personas

En el negocio de la hostelería, la utilización de las terrazas y las consumiciones al aire libre llegan, en ocasiones, a suponer la mitad de la facturación del año. La nueva normativa aprobada en la Ciudad Condal deja preocupados a los restauradores, ya que la gran mayoría perderán muchas mesas, y algunos incluso tendrán que cerrar sus terrazas.

Todo está medido al milímetro. Por ejemplo, la terraza debe estar a 1,80 metros de la fachada del restaurante y a 1 metro del inicio del bordillo, o que debe haber una separación de 5 metros entre una terraza y el mobiliario urbano.

Estas estrictas normativas tienen muy preocupados a los hosteleros, ya que en la gran mayoría de los casos supondrá la perdida de muchas mesas en la terraza, o incluso supondrá el cierre de la misma.

Los restauradores se quejan de que cerrar, o coartar la magnitud de la terraza durante los meses estivales, puede suponer hasta pérdidas del 60%. Lo que inevitablemente desemboca en el cierre del negocio.

Asi mismo, también señalan que por cada tres mesas perdidas, un empleado será despedido, por lo que se estima que antes del fin del presente año, hasta 12000 personas podrían perder su trabajo.

Por todo esto, los hosteleros piden que la normativa comience a aplicarse a partir de septiembre, permietiendo así que se salve la temporada.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.