APADRINADA POR EDUARDO TORRES-DULCE

APADRINADA POR EDUARDO TORRES-DULCE

Consuelo Madrigal toma posesión de su cargo como fiscal general del Estado

La nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal Martínez-Pereda, que sucede en el cargo a Eduardo Torres-Dulce, prometió el lunes su cargo en el Palacio de La Zarzuela ante el Rey Felipe VI y lo ha asumido en un acto que se celebra en el Tribunal Supremo.

La nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal
La nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal | EFE

Consuelo Madrigal, la nueva fiscal general del Estado, ha tomado posesión de su cargo en un acto celebrado en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo y en el que ha tenido como padrinos a los dos últimos antecesores en el cargo, Eduardo Torres-Dulce y Cándido Gómez Pumpido. Madrigal se ha convertido en la primera mujer que dirige la Fiscalía del Estado en una ceremonia a la que ha asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría; el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha presidido la toma de posesión de Consuelo Madrigal, en un breve acto sin palabras que ha durado apenas diez minutos, tras haberlo jurado el lunes ante el Rey Felipe VI. Tras dar lectura al real decreto aprobado por el Gobierno por el que se nombra a Madrigal, los ex fiscales generales del Estado Torres-Dulce (2011-2014) y Gómez Pumpido (2004-2011) han salido a la puerta del Salón de Plenos del alto tribunal a recibir a la nueva fiscal.

Así, Madrigal ha entrado en un salón abarrotado acompañada de los sus dos antecesores, a quienes ha elegido como padrinos en la ceremonia y que se han encargado de imponerla las insignias propias del puesto. Madrigal mantiene una buena relación con sus predecesores y de hecho el pasado jueves elogió en el Congreso el trabajo de Torres-Dulce al frente de la Fiscalía General del Estado por haber hecho de la independencia "una bandera de trabajo y de gestión".

La elección de Madrigal, de 58 años, ha contado con el respaldo del Consejo General del Poder Judicial y del Congreso de los Diputados, al cumplir los requisitos de ser una jurista española de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión, ya que ejerce de fiscal desde hace unos 34 años.

En su comparecencia ante la Comisión de Justicia de la Cámara baja, Madrigal se comprometió a dar una respuesta penal "tajante e inmediata" a los casos de corrupción, con la creación de unidades de investigación integradas por fiscales, policías y técnicos especializadas en la lucha contra esta "colosal amenaza".

También se comprometió a luchar de manera "decidida e implacable" contra la grave amenaza del terrorismo internacional, que será una de sus prioridades en la gestión al frente del Ministerio fiscal. La nueva fiscal general, hasta ahora fiscal coordinadora de Menores, sustituye en el cargo a Torres-Dulce, quien el pasado diciembre presentó su dimisión por "razones personales" tras sus "desencuentros" con el Ministerio de Justicia en defensa de la independencia de la actuación de la Fiscalía. Consuelo Madrigal nació en Segovia el 2 de noviembre de 1956.

Se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1978 con la calificación de sobresaliente. Ingresó en la carrera fiscal en 1980 con el número tres de su promoción y lleva 34 años de fiscal, los últimos siete de ellos como fiscal de sala, que es la máxima categoría. Su primer destino fue en la Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife, donde ejerció de enero de 1981 a noviembre de 1982; pasó a teniente fiscal de Palencia hasta mayo de 1984; y en la Fiscalía de Madrid hasta 1990. Su siguiente destino fue, hasta 1993, el Tribunal de Cuentas, de donde pasó a la Fiscalía del Tribunal Supremo.

En el currículum difundido por la Fiscalía General del Estado destaca su intervención en el sumario de la OPA de Azucarera Torras contra el grupo KIO ante la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Territorial de Madrid. En el Supremo también se encargó de la causa sobre los papeles de Sokoa por estar implicado José Antonio Urritcoetxea Begoetxea, Josu Ternera, que estaba entonces aforado ante el alto tribunal. También intervino en el caso Otegui, el caso Intelhorce, las escuchas del Cesid y el clan de los Monchines.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.