SEGÚN HA CONFIRMADO RAMÓN ESPALDER

SEGÚN HA CONFIRMADO RAMÓN ESPALDER

Los jefes de guardia de las comisarías de Mossos tendrán pistolas eléctricas

El conseller de Interior ha informado que distribuirán una pistola eléctrica a los jefes de guardia de cada comisaría de los Mossos d'Esquadra para que la usen en casos "determinados y concretos" de reducciones complejas. Espalder ha defendido la incorporación de las pistolas eléctricas porque se trata de una "herramienta no letal" que puede ayudar a los agentes a mejorar su labor y que es menos lesiva que otros instrumentos.

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha confirmado este lunes que a lo largo de este año distribuirán una pistola eléctrica a los jefes de guardia de cada comisaría de los Mossos d'Esquadra, tras un período de formación, para que la usen en casos "determinados y concretos" de reducciones complejas. 

En una entrevista a TV3, Espadaler ha anunciado que la distribución de estas pistolas eléctricas no se llevará a cabo de forma "indiscriminada", sino que le limitará a los jefes de guardia de cada comisaría, como ya se estaba estudiando desde hace meses. 

El Periódico de Cataluña adelanta este lunes que la conselleria quiere adquirir un centenar de estas pistolas eléctricas, en su modelo más evolucionado, que permiten grabar y registrar todo el proceso. 

Según Espadaler, la decisión de introducir este año las pistolas eléctricas en el arsenal de los Mossos -que ya fue adelantada por Efe en diciembre de 2014-, no se ha adoptado "en caliente", sino que es fruto de un proceso de valoración "medida y calibrada", para ayudar a los agentes a intervenir en reducciones complejas. 

El titular de Interior ha reconocido que el uso de pistolas eléctricas, que ya utilizan varias policías locales, cuenta con la oposición radical de varios colectivos sociales, pero ha defendido su incorporación porque se trata de una "herramienta no letal" que puede ayudar a los agentes a mejorar su labor y que es menos lesiva que otros instrumentos, como las pistolas de fuego. 

Una plataforma integrada por quince entidades sociales ha pedido en las últimas semanas que se prohíba el uso de pistolas eléctricas en Cataluña, al considerar que suponen un riesgo para la salud de las personas que reciben sus descargas y porque creen que pueden ser usadas para cometer malos tratos, ya que no dejan rastro. 

La conselleria de Interior ha llevado a cabo en los últimos meses pruebas para poder incorporar estas pistolas eléctricas, una histórica reivindicación de los sindicatos policiales para facilitar la inmovilización de personas alteradas que ofrecen resistencia al ser reducidas. 

La exconsellera de Interior Montserrat Tura (PSC) compró seis pistolas eléctricas de la marca Taser para que los Mossos evaluaran su funcionamiento, aunque no se han usado nunca e incluso su sucesor, Joan Saura (ICV), elaboró una directiva interna sobre el uso de armas y herramientas policiales que excluyó de forma expresa su utilización. 

Posteriormente, el conseller Felip Puig rechazó en mayo de 2011 una propuesta del sindicato SME-CCOO y descartó que los Mossos usaran las pistolas eléctricas, alegando que existen informes que advierten de su peligrosidad, ya que han provocado la muerte de algunas personas que han recibido la descarga. 

Espadaler se comprometió en julio pasado a estudiar los pros y los contras sobre el uso de estas pistolas eléctricas por parte de algunas unidades de los Mossos d'Esquadra, en casos acotados, si bien advirtió ya entonces que no son una "solución mágica".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.