EN LA COMISIÓN EN EL CONGRESO

EN LA COMISIÓN EN EL CONGRESO

Interior asegura que "no se observaron episodios de pánico" en la tragedia de Ceuta

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, reconoce que la Guardia Civil lanzó 145 pelotas de goma desde la playa ceutí de El Tarajal y cinco botes de humo al mar, pero que no se ordenó a los agentes que evitasen "a toda costa la entrada" de inmigrantes a nado.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha insistido este miércoles en que el lanzamiento por la Guardia Civil de pelotas de goma en la tragedia en la que murieron 15 inmigrantes fue con carácter disuasorio y en ningún momento se observaron episodios de pánico en los subsaharianos que estaban en el agua. 

Como han reiterado los responsables de Interior en varias ocasiones, el lanzamiento respondió a criterios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad que establece la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fue con carácter disuasorio y en ningún momento se dirigió contra los inmigrantes. 

"No se observaron episodios de pánico", ha enfatizado el secretario de Estado, quien está explicando en la Comisión de Interior del Congreso los sucesos del pasado 6 de febrero con la proyección de vídeos y audios en los que no se ha escuchado orden alguna sobre el lanzamiento de material antidisturbios. 

La Guardia Civil lanzó 145 pelotas de goma desde la playa ceutí de El Tarajal y cinco botes de humo al mar el pasado 6 de febrero, cuando fallecieron quince inmigrantes ahogados en aguas marroquíes cuando trataban de acceder a nado a España. 

Es el material antidisturbios que se empleó ese día, según ha detallado en la comisión de Interior del Congreso Francisco Martínez, que ha aportado vídeos con algunas de las imágenes de ese día, así como diversas comunicaciones entre los agentes. 

Martínez ha querido dejar claro que "no hubo ninguna orden imperativa" a los agentes desplegados en la playa de El Tarajal de Ceuta para que evitasen "a toda costa la entrada" de inmigrantes a nado el 6 de febrero

El número dos de Interior ha asegurado que además de las pelotas de goma lanzadas al agua, que no provocaron lesión alguna en los inmigrantes, ha dicho, se consumieron "botes de ocultación", un artificio que únicamente genera una "nube de humo" y, por tanto, resulta "inocuo". 

Además, ha añadido que este tipo de material en contacto con el agua se apaga y deja de funcionar. El secretario de Estado también ha detallado que 56 guardias civiles participaron en el despliegue para evitar la entrada de inmigrantes ese día, entre ellos cuatro buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, así como un módulo de intervención rápida (MIR) integrado por veinte agentes y todos los efectivos de turno del centro operativo de Ceuta.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.