TRAS LAS ACUSACIONES DE LOS SOCIALISTAS

TRAS LAS ACUSACIONES DE LOS SOCIALISTAS

Fernández Díaz insta a PSOE a llevarle a los tribunales si cree que espía a políticos

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha emplazado al PSOE a que le lleve a los tribunales si cree que ha ordenado a las fuerzas de seguridad del Estado que espíen a políticos y tiene pruebas de que así se ha hecho o a que, de lo contrario, "pida perdón" por estas acusaciones.

Jorge Fernández Díaz
Jorge Fernández Díaz | antena3.com

Fernández Díaz ha hecho estas manifestaciones en un tenso debate en el Pleno del Senado con el parlamentario socialista Enrique Cascallana, que ha acusado al ministro de practicar en esta legislatura una política partidista, recortar derechos con leyes como la de Seguridad Ciudadana y de generar "conflictos" entre instituciones y entidades sociales "cada vez que abre la boca".

Cascallana no ha ahorrado críticas al titular de Interior, entre ellas que tenga pendientes hasta 20 solicitudes de comparecencia en la Cámara Alta, pero sobre todo le ha recriminado haber utilizado a las fuerzas de seguridad para investigar a políticos de otros partidos e, incluso, del PP.

Unas manifestaciones que han encendido al ministro.

"No puede sostener esta acusación", le ha increpado al senador socialista, para a renglón seguido instarle a que "vaya al juzgado" si tiene pruebas. De no ser así, "pida perdón y cállese", le ha espetado. Porque además, ha continuado, ese supuesto espionaje tendría que hacerse por agentes de la Policía y la Guardia Civil, que incurrirían en un "delito gravísimo", ha insistido Fernández Díaz antes de defender a las fuerzas de seguridad del Estado por su trabajo.

Y en esa defensa de la política de su departamento durante esta legislatura, el ministro ha rechazado de plano que se estén recortando derechos como el de manifestación. Nada más y nada menos que se han registrado 120.000 protestas desde la llegada del PP al Gobierno, ha subrayado, de las que 18.000 corresponden a lo que va de año.

A su juicio, ese derecho se está desarrollando con "absoluta normalidad" y la ley de Seguridad Ciudadana, que entró en vigor el 1 de julio, está garantizando plenamente las libertades. Tanto es así, ha añadido el titular de Interior, que las identificaciones policiales en la calle se ha reducido de las 13,5 millones de 2005, cuando gobernaba el PSOE, a los 6,5 millones de 2013.

Además, en los dos primeros meses de vigencia de esa ley, las conocidas como "retenciones" o identificaciones en comisaría han disminuido en un 30 por ciento. "Quítese la mordaza de los ojos y de la boca", ha concluido el ministro dirigiéndose al senador Cascallana, para quien el Gobierno de Mariano Rajoy ha ejercido una política de ataque a la Constitución y en favor de la seguridad privada.

Ha recordado que el déficit de las plantilla de la Policía y de la Guardia Civil es de más de 19.000 agentes, que el 36 por ciento de los que conforman estos cuerpos tiene más de 50 años y que Interior "ha frenado a los díscolos" con su política y "condecorado a sus amigos".

"Vuelven a la concepción de 'la calle es mía'", ha resumido Cascallana después de contraponer la valoración que los ciudadanos hacen de las fuerzas de seguridad del Estado a la que tienen del ministro, que "no está a la altura de su policía". Y ha concluido: "Por dignidad, lo que tenía que haber hecho hace tiempo, no ahora ya, es dimitir".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.