EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

España pide un "pacto global" para hacer frente a la crisis migratoria

El ministro de Exteriores ha asegurado que "ha llegado la hora de empezar a pensar en un pacto global, auspiciado por Naciones Unidas, en el que participen los países de origen, los de tránsito y los de acogida". Margallo recordó que la crisis migratoria surgida por esos conflictos armados requiere también una urgente respuesta humanitaria, para "salvar vidas, acoger, sanar, alimentar".

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo | EFE

España planteó hoy ante la ONU la necesidad de impulsar un "pacto global" para hacer frente a la crisis migratoria originada por los conflictos armados de Oriente Medio y de África. "La migración es un desafío global que sólo entre todos podremos resolver", afirmó el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, al intervenir en los debates de alto nivel de la Asamblea General de la ONU.

"Creo que ha llegado la hora de empezar a pensar en un pacto global, auspiciado por Naciones Unidas, en el que participen los países de origen, los de tránsito y los de acogida", afirmó García-Margallo. El ministro español recordó que la crisis migratoria surgida por esos conflictos armados requiere también una urgente respuesta humanitaria, para "salvar vidas, acoger, sanar, alimentar". Pero también es necesario diseñar una política de asilo e integración integral "que deslinde los conceptos de asilo y de migración económica, y que tenga en cuenta los derechos y la dignidad de las personas que arriesgan su vida para encontrar un futuro mejor", afirmó.

García-Margallo señaló que las acciones de los grupos radicales islámicos son la versión "más insidiosa y letal" del terrorismo, y pidió unir esfuerzos para luchar contra ese fenómeno. "Todos somos objetivo, tenemos que hacer un frente común contra Daesh", nombre con el que conoce también al Estado Islámico (EI), afirmó el titular de Exteriores de España.

"Con los terroristas no se negocia. Se les derrota", insistió. El ministro recordó que España "no dudó en formar parte desde el primer momento en la coalición internacional" que lucha contra el EI en Irak, "al lado del gobierno y del pueblo iraquí".

Sin embargo, dijo que esa intervención militar "no es suficiente", sino que también es necesario "combatir la radicalización que conduce a parte de la juventud a alimentar sus filas". García-Margallo declaró que España y Rumanía han decidido proponer el establecimiento de una Corte Penal contra el Terrorismo, y pidió a la ONU que valore la propuesta "en todo su alcance".

"Se trata de un mecanismo jurisdiccional internacional para combatir los crímenes del terrorismo internacional con las herramientas del derecho internacional", afirmó García-Margallo respecto a esa iniciativa. "Una corte que complementaría la actuación de la Corte Penal Internacional e intervendría cuando un estado no esté en situación de enjuiciar", agregó sobre esta propuesta, que ya anticipó el ministro en la ONU en marzo pasado.

Además destacó que las sesiones de alto nivel de la Asamblea General se celebran coincidiendo con el 70 aniversario de la creación de la ONU, y destacó el papel de la organización. García-Margallo calificó como "motivos para la esperanza" en la resolución de conflictos el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, el impulso para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y "la perspectiva de un próximo acuerdo de paz en Colombia". Estos pasos, dijo, "demuestran que situaciones enquistadas durante demasiado tiempo son susceptibles de solución y España se felicita por ello".

Irán y Cuba, añadió, pueden convertirse en "catalizadores de cambio" y pueden contribuir "a la estabilidad y el progresos en sus respectivas regiones". García-Margallo también mencionó el contencioso de Gibraltar, "la última colonia en territorio europeo". "Deseamos reiniciar con el Reino Unido un diálogo bilateral sobre la descolonización de Gibraltar basado en los parámetros ya sentados por las Naciones Unidas y en la Declaración de Bruselas de 1984", agregó.

Añadió que España espera que el Reino Unido "responda a la propuesta española sobre el establecimiento de un nuevo mecanismo de cooperación local en aras del bienestar y el desarrollo económico de la región, en el que participen las autoridades locales gibraltareñas competentes y las autoridades españolas locales y regionales competentes".

García-Margallo se dirigió a la Asamblea General de la ONU en la víspera de que España asuma la presidencia de turno del Consejo de Seguridad, el órgano principal de decisiones de Naciones Unidas. Al referirse a ese papel, el ministro recordó que el 13 de octubre España convocará un debate abierto en el consejo sobre mujer, paz y seguridad, que estará encabezado por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

García-Margallo se encuentra en Nueva York desde la semana pasada para acompañar al rey Felipe VI en la Cumbre Mundial del Desarrollo Sostenible, que se cerró el domingo, participar en el debate de la Asamblea General y asistir a diversas reuniones. Poco antes de presentarse ante la Asamblea General, el ministro español se reunió en la misión de España ante la ONU con Lilian Tintori, esposa del dirigente político de la oposición venezolana Leopoldo López.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.