LA NIEBLA DIFICULTA LA PESCA

LA NIEBLA DIFICULTA LA PESCA

Dos pesqueros de La Línea faenan en aguas gibraltareñas sin incidentes

Las embarcaciones, que están custodiadas por la Guardia Civil y vigiladas de cerca por dos lanchas de la Royal Police Gibraltar, faenan sin problemas en la zona pese a la prohibición del gobierno gibraltareño de usar redes.

Pesqueros españoles faenan en aguas gibraltareñas
Pesqueros españoles faenan en aguas gibraltareñas | EFE

Dos pesqueros de La Línea de la Concepción (Cádiz) han salido a faenar por segundo día consecutivo en las aguas próximas a Gibraltar sin que se hayan producido incidentes con las patrulleras gibraltareñas.

El presidente de la Cofradía de pescadores linense, Leoncio Fernández, ha señalado que desde las cinco de la madrugada dos embarcaciones de la zona de Puerto Chico pescan con normalidad en las proximidades del Peñón, pese a la prohibición del Ejecutivo gibraltareño para faenar con redes en esta zona.

Las embarcaciones están custodiadas por la Guardia Civil y vigiladas de cerca por dos lanchas de la Royal Police Gibraltar. Por segundo día consecutivo la intensa niebla que afecta a la Bahía de Algeciras ha obligado a la mayoría de la flota de La Línea y Algeciras (Cádiz) a quedarse amarrada a puerto.

La niebla obligó a los pesqueros a permanecer amarrados los últimos días

La intención de los pescadores españoles sigue siendo salir a pescar en las aguas próximas a Gibraltar cuando las condiciones meteorológicas lo permitan a pesar de la prohibición del Gobierno de la Roca.

El pasado jueves, el primer ministro de Gibraltar, Fabian Picardo, anunció que su Gobierno prohibía la pesca en aguas próximas a la Roca en base a un informe de expertos que aconsejaban no permitir a los pescadores españoles faenar con redes para conservar la industria pesquera de Gibraltar.

Previamente a la prohibición de pescar con redes, el pasado 3 de agosto los pescadores y Gibraltar acordaron establecer un calendario de trabajo para finalizar el conflicto, cuyo punto de partida era la reunión de científicos elegidos por España y Reino Unido para elaborar unas conclusiones preliminares como técnicos independientes.

Los técnicos tenían un plazo de diez días, hasta el 16 de agosto, para presentar sus conclusiones y a partir de entonces y hasta diciembre se pondría en marcha una moratoria por la cual los pescadores podrían faenar habitualmente como lo han venido haciendo hasta ahora.

Entre diciembre y enero se abrirá una segunda fase del proceso que partirá de una paralización de la actividad pesquera con el objetivo de alcanzar una adaptación de la legislación de Gibraltar con los estudios científicos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.