LOS DOS AXIOMAS PARECEN INCOMPATIBLES

LOS DOS AXIOMAS PARECEN INCOMPATIBLES

El dilema interno de la CUP: romper la promesa de no investir a Mas o descarrilar el proceso independentista

La CUP -además de marcar el futuro político de Cataluña- se enfreta en la asamblea de este domingo a un dilema interno. Pase lo que pase, habrá traicionado una de sus dos grandes promesas. Por un lado, aseguró que "nunca haría descarrilar el proceso independentista" y, por otro, de otro insistió en que "nunca investiría a Mas". Los dos axiomas parecen, a día de hoy, incompatibles.

Tan claro tenía Antonio Baños que nunca aceptarían a Artur Mas como presente de la Generalitat que en una entrevista a un diario digiltal, una semana antes de las elecciones, intentaba tranquilizar a su electorado de la siguiente manera: "Nunca votarán una investidura de Mas. Nunca es nunca. Nunca, nunca y nunca".

"Nunca es nunca"

Esta negativa la trasladaron al parlamento catalán en la primera votación de investidura y en la segunda.

La CUP insistía entonces en la necesidad de un candidato alternativo, mientras que Artur Mas redoblaba sus ofertas: desde despojar de poder la presidencia y repartirlo en tres vicepresidencias hasta un plan de choque con importantes concesiones a los anticapitalistas.

Con todo esto sobre la mesa, llega la primera asamblea de la CUP.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.