SE CONSIDERA QUE LES QUEDA MUCHA CONDENA POR CUMPLIR

SE CONSIDERA QUE LES QUEDA MUCHA CONDENA POR CUMPLIR

Denegado el tercer grado a tres de los etarras que se acogieron a la "vía Nanclares"

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha denegado el tercer grado a dos etarras y salir de prisión varias horas al día a un tercero que se intentaron acoger a la "vía Nanclares". Se ha considerado que todavía les queda mucha pena por cumplir a pesar de haber roto con la banda terrorista y haber asumido la responsabilidad civil por sus atentados.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha denegado el tercer grado a dos etarras y salir de prisión varias horas al día a un tercero al considerar que, a pesar de haberse acogido a la denominada "vía Nanclares", aún les queda mucha condena por cumplir y responsabilidad civil que pagar.

Según han confirmado fuentes de Prisiones, los dos etarras a los que se ha denegado el tercer grado son Kepa Pikabea Ugalde e Iñaki Recarte Ibarra, y el preso al que no se ha concedido acogerse al artículo 100.2, por el que se permite salir durante unas horas de prisión a diario, es Aitor Bores Gutiérrez.

Los tres se acogieron a la llamada "vía Nanclares", por la que rompieron con la banda terrorista y asumieron hacerse cargo de la responsabilidad civil por sus atentados. La Junta de Tratamiento de la prisión de Álava aprobó las medidas solicitadas por estos internos, pero la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias lo ha denegado recientemente.

Las fuentes han destacado que las decisiones de las Juntas de Tratamiento no son vinculantes y han precisado que los motivos por los que no se conceden los beneficios solicitados son las largas condenas de cárcel a las que fueron sentenciados y la alta responsabilidad civil que deben abonar aún. José Pikabea Ugalde, "Kepa de Hernani" es un histórico miembro de ETA y está acusado de participar en más de veinte asesinatos.

Iñaki Recarte Ibarra fue condenado a 203 años de cárcel por el atentado perpetrado en 1992 en Santander en el que murieron tres personas y 21 resultaron heridas. Aitor Bores Gutiérrez fue condenado a 73 años de cárcel por cinco delitos de terrorismo en relación con la colocación de dos artefactos explosivos en un residencia militar de Araca (Vitoria) en 1997, entre otros delitos.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.