CONVOCADA POR EL GOBIERNO

CONVOCADA POR EL GOBIERNO

La Comisión contra la Violencia se reúne tras la pitada al himno en la final de la Copa del Rey

El Gobierno ha convocado este lunes una reunión de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, tras la sonora pitada al himno español en la final de la Copa del Rey que enfrentó el sábado al Athletic Club y al FC Barcelona en el Camp Nou.

Pitada al himno en el Camp Nou
Pitada al himno en el Camp Nou | EFE

Según informó el Ejecutivo el pasado sábado durante el partido, se ha convocado a la comisión para denunciar las "actuaciones inconvenientes y, en su caso, proponer las sanciones que fueran procedentes, en aplicación de la vigente legislación, cuyos principios deben ser preservados, tal y como se había indicado ya a los presidentes de la Real Federación Española de Fútbol y de los clubes participantes en la final, en cartas remitidas el pasado 27 de mayo por el presidente del Consejo Superior de Deportes y el secretario de Estado de Seguridad".

El Gobierno condenó los "ataques contra los símbolos que representan al conjunto de los españoles, a la democracia que los ampara y a la convivencia que comparten" y considera que "cualquier muestra o manifestación de intolerancia es siempre reprochable". "Lo es más todavía cuando busca la repercusión pública aprovechando un espectáculo deportivo, que todos los españoles tienen derecho a disfrutar, sin la protesta y la perturbación que algunos quieran imponer", subrayó.

Asimismo, el Ejecutivo defendió que las cuestiones ideológicas o políticas "no deben interferir el normal desarrollo de los acontecimientos sociales, culturales y deportivos". "Y aprovechar un encuentro de fútbol para escenificar una protesta de carácter político es una falta de respeto para este deporte, para el conjunto de los aficionados y para todos los españoles, que tienen derecho a disfrutar de este partido como lo que es, un espectáculo deportivo, y, al mismo tiempo, a ser respetados a través de los símbolos que nos representan a todos y a nuestra democracia", destacó.

Finalmente, agregó que quienes "promueven y participan de actuaciones como ésta pretenden hacer pagar las consecuencias de su proceder a los aficionados al deporte y al conjunto de los ciudadanos, a quienes no demuestran la más mínima consideración". "La intolerancia de algunos no debe poner en riesgo la convivencia de todos", sentenció el Ejecutivo. Por su parte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, consideró ridículo que se haya decidido convocar esta Comisión y pidió el Gobierno que se lo replantease.

En declaraciones a TV3 desde el Camp Nou justo después del partido, Mas dijo que ha sido testigo de muchas pitadas similares en partidos anteriores en otras ciudades, y "se ha de situar en el contexto normal de lo que pasa en este tipo de eventos y no hacer el ridículo".

Con la convocatoria de la Comisión, según él, el Gobierno español "lo único que conseguirá, aparte de hacer el ridículo, es precisamente que aún haya más ganas de hacer este tipo de actuaciones; meter un poco la pata".

"A mí también, de vez en cuando, me pitan, hay que estar acostumbrado", dijo, aunque admite que puede gustar más o menos que alguien pite, pero es mejor encajarlo y basta, y ha constatado que el Rey no ha hecho ningún comentario sobre esto en el palco, donde se han sentado juntos. El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bertomeu, aseguró que vio civismo de las dos aficiones todo el sábado y se ha limitado a añadir: "Ya veremos la semana que viene qué pasa".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.