CARMENA HABLA DE "MALA INTERPRETACIÓN"

CARMENA HABLA DE "MALA INTERPRETACIÓN"

Cifuentes envía un burofax a Maestre para que "rectifique" su afirmación de que "era la jefa de los que apaleaban en Sol"

Unas declaraciones en las que Rita Maestre diferenciaba entre el "escrache" sufrido por el concejal de Seguridad, Javier Barbero, y el que padeció Cristina Cifuentes en 2012 cuando era delegada del Gobierno podrían acabar en los juzgados si la portavoz del Ayuntamiento de Madrid no rectifica. Para la presidenta regional, ser acusada de "pegar a gente" es al "inaceptable y falaz" y la avisa en un burofax de que tomará medidas legales.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre | EFE

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha enviado un burofax a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, instándole a que rectifique sus palabras diciendo que su labor como delegada era "pegar a la gente". Cifuentes había avanzado este martes que su intención de iniciar acciones legales contra Maestre si no se disculpaba tras sus declaraciones en las que sostenía que su "actuación como delegada del Gobierno era pegar a gente".

Posteriormente, fue Maestre la que afeó a la 'popular' la "judicialización" de la política y dijo que cuando Cifuentes era delegada del Gobierno las protestas se encararon "con una mano dura" de la que, a su juicio, la popular "ha hecho siempre gala".

Tras este cruce de declaraciones, Cifuentes afirmó que instaría "mediante un burofax a Maestre a que rectifique inmediatamente" esas declaraciones, algo que finalmente la presidenta madrileña ha hecho.

"Señora Maestre, rectifique inmediatamente o si no, la justicia sabrá actuar para proteger mi honor y el de cualquier persona difamada por algún cargo público", afirmó al avisar de las acciones que "legalmente procedan", civiles o penales, en defensa de su honor. Cifuentes tildó de "absolutamente inaceptables, mentirosas y falaces" las declaraciones de Maestre, y criticó que, además, vengan de alguien que es portavoz municipal, lo que consideró "una grave irresponsabilidad" por parte de la concejala.

"Es intolerable en lo que se refiere a mi y en lo que se refiere al Cuerpo Nacional de Policía", exclamó Cifuentes, que valoró como una "falacia" que digan que ella era la "jefa de los que apaleaban", ya que en la época en la que ella fue Delegada del Gobierno en Madrid hubo 11.800 manifestaciones, la "inmensa mayoría, pacíficas" y la actuación de la Policía Nacional "no llegó al  0,5 por ciento". "Apoyaba y sigo apoyando la actuación del Cuerpo Nacional de Policía", aseveró y recalcó que si de algo se siente "orgullosa" en su vida política es de su etapa como "jefa de la Policía y de la Guardia Civil".

Otro punto de conflicto en la entrevista de Maestre está en el que punto en el que diferenciaba entre el "escrache" sufrido por el concejal de Seguridad, Javier Barbero, y el que padeció en 2012 Cifuentes cuando era delegada del Gobierno en Madrid. "El clima de la protesta por la indignación social que había en España cuando sucedió lo de Cifuentes no se da ahora (...). En aquel momento, nadie que quisiera hablar con Cifuentes podía hacerlo. No existían cauces de diálogo. Fundamentalmente, su actuación como delegada del Gobierno era pegar a gente, era la jefa de los que apaleaban a quienes se manifestaban en Sol", es la frase completa de la portavoz del Ayuntamiento.

Y Cifuentes se ha defendido: "Fue muy diferente. Mientras Barbero era acosado y hostigado con 7 u 8 escoltas yo estaba sola. Mientras Barbero era acosado y hostigado en puerta del Ayuntamiento donde había una manifestación yo fui acosada, hostigada e insultada en la puerta de mi casa con mi hijo mirándolo desde el balcón", afeó Cifuentes, que añadió que mientras Barbero tenía coche oficial ella no. Lo que no difiere en ambos escraches, ha continuado, es que "cualquier escrache hay que condenarlo". "Condeno rotundamente el escrache a Barbero y si lo tuviera Maestre también lo condenaría", aseveró la 'popular'.

Carmena lo achaca a una mala interpretación

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha achacado a una "mala interpretación" el malestar de Cifuentes. Aunque ha expresado sus disculpas a la presidenta de la Comunidad, ha considerado que, al leer el párrafo en su conjunto, hay una mala interpretación y las consecuencias de la actuación "de unos determinados policías" no son "en absoluto" una referencia a Cifuentes. No obstante, la alcaldesa ha afirmado que, como exdelegada del Gobierno, Cifuentes "debe asumir" que unos agentes de la Policía "a su cargo" fueron condenados por la Justicia por haberse extralimitado en la represión y haber maltratado a unos ciudadanos, tal como figura en la sentencia.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.