SEÑALA QUE AMBOS PARTIDOS SE COMPLEMENTAN

SEÑALA QUE AMBOS PARTIDOS SE COMPLEMENTAN

Casado apuesta por un pacto con Ciudadanos tras unas posibles elecciones

El vicesecretario de Comunicación del PP ha explicado que su partido va a estar "vigilante" porque aunque todo apunta a que se van a celebrar nuevas elecciones, Sánchez "ha demostrado que está dispuesto a hacer todo con tal de tener el poder". Además ha señalado que sería "muy positivo" que su partido y Ciudadanos alcanzaran una mayoría suficiente en caso de nuevos comicios para alcanzar un pacto porque se podrían "complementar" las propuesta de ambos partidos.

Pablo Casado
Pablo Casado | EFE

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, apuesta por un pacto de su partido con Ciudadanos tras el 26 de junio si hay nuevas elecciones, y además no cree que la formación naranja pidiera, en ese supuesto, la marcha de Mariano Rajoy como condición para dar su apoyo a los 'populares'.

En una entrevista, Casado señala que sería "muy positivo" que "la suma diera" entre esos dos partidos. Además, está convencido de que si hay nuevos comicios "ya no se van a tolerar estos espectáculos" y se "aventuraría" a decir que "sea como sea el resultado" en "apenas dos semanas tendrá que haber un pacto de gobierno".

Y aunque el panorama de unas elecciones es el más previsible, admite que en su partido van a estar "muy vigilantes" estos días porque el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "ha demostrado que está dispuesto a hacer todo con tal de tener el poder".

El dirigente popular defiende su apuesta de un pacto con Ciudadanos en caso de nuevas elecciones porque, según subraya, en las comunidades autónomas en las que han llegado a acuerdos éstos han servido para "mejorar" e incluso "enriquecer" el proyecto de legislatura para esas regiones. Por eso, espera "responsabilidad" por parte del partido de Albert Rivera, si tras el 26-J los escaños del PP y de Ciudadanos dan la mayoría necesaria en el Congreso para la investidura de Mariano Rajoy.

Eso sí, a la pregunta de si el PP estaría dispuesto a permitir la marcha de Rajoy para asegurarse el apoyo de Ciudadanos, Casado ha señalado: "No creo ni que lo pidieran" en el partido de Rivera, porque sería, en su opinión, una demanda que iría "absolutamente en contra" del mandato de los electores. Y es que, según apunta, en el caso de que Rajoy ganase por segunda vez las elecciones "¿quién es el otro partido para pedir ningún cambio?".

Por el contrario, en su opinión, la "presión social" se proyectaría precisamente sobre el partido que no ha ganado pero sí puede sumar con el vencedor, y que sería, en este caso, Ciudadanos.

Casado señala que "siempre" ha dicho que Ciudadanos es un partido que ha planteado propuestas positivas allí donde ha acordado con los 'populares', como en La Rioja, Castilla y León, Murcia o Madrid. Espera que ese entendimiento se pueda trasladar a nivel nacional y cree que se podrían "complementar" las propuestas de un partido con las del otro. Incluso ve posible que en los aspectos en los que el PP es más liberal, Ciudadanos quiera "completar en un territorio más socialdemócrata" y señala en este sentido que, si todo este tiempo en su partido han estado dispuestos a ese acercamiento con el PSOE, cómo no lo van a intentar con C's.

Una vez más, Pablo Casado insiste en que el pacto de Ciudadanos con los socialistas "caducó" en el debate fallido de investidura de Pedro Sánchez. No espera por eso que ninguno de estos dos partidos "cometan el error de ir de forma tácita como aliados a las nuevas elecciones".

Por otra parte, Casado rechaza la idea de Albert Rivera de consensuar entre PP, PSOE y Ciudadanos un candidato independiente. "No se pueden hacer experimentos", dice. Y aunque admite que "teóricamente podría darse", duda mucho de que los partidos y el conjunto de la sociedad lo entendieran.

"La solución Monti ya sabemos dónde acabó en Italia, a un corto plazo que no conduce a nada, y en España para algo votamos, no para que luego nos sentemos en un despacho cuatro líderes y decidamos quién tiene que ser presidente, aunque ni siquiera se haya presentado a las elecciones", ha dicho.

Durante todo este tiempo desde el 20 de diciembre, Casado cree que los líderes de otros partidos "han jugado muy en beneficio propio". Así, cree que Pedro Sánchez ha tratado de "consolidarse" internamente a sabiendas de que su pacto con Rivera no daba; Ciudadanos ha apostado por tener "importante presencia mediática" a sabiendas de que sus votos no eran imprescindibles en ninguna combinación y Podemos ha tenido que jugar una carta distinta conforme "empeoraba su situación interna". Ha defendido la posición del PP, que ha "jugado la carta de la estabilidad y la seriedad".

"El tiempo ha demostrado que estábamos en lo cierto" y la ciudadanía "va a valorar que hemos sido previsibles y sensatos", ha añadido. Aunque el PP insiste en estos días en responsabilizar a Pedro Sánchez de que vaya a haber nuevas elecciones, Casado ha asegurado que no irá por ahí la campaña electoral de su partido. Ha señalado que los 'populares' deben hacer una campaña "de luces largas" y "sin poner el retrovisor", que "venda expectativa e ilusión". Por eso, admite, en las convenciones y actos que están celebrando han obviado los asuntos que les separan más de otros partidos, pensando también en los "posibles electores que habiendo votado a otras opciones" el 20 de diciembre valoren ahora la "seriedad" y el "aplomo" de su partido.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.