PRIMER ACUSADO EN DECLARAR

PRIMER ACUSADO EN DECLARAR

Ballester asegura que Matas ordenó pagar sin discusión lo que pedía Urdangarin

José Luis 'Pepote' Ballester ha afirma que en ningún momento "se dudó en el precio" y "no había discusión ninguna", al referirse a los los contratos por un valor total de 2,5 millones de euros que el Govern balear suscribió con Nóos. "Si te dicen contrata, ese es el precio, nadie duda, y todos los que trabajan no ponen en duda en ningún momento y actúan para que eso se haga...", apunta.

El director general de Deportes del Govern balear de 2003 a 2007, José Luis 'Pepote' Ballester, ha explicado en el juicio del caso Nóos que el entonces presidente autonómico, Jaume Matas, ordenó pagar sin discusión lo que Iñaki Urdangarin presupuestó por los proyectos que decidió encargarle.

"No se dudó en el precio" y "no había discusión ninguna", ha respondido reiteradamente Ballester a preguntas del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach referidas a los contratos por un valor total de 2,5 millones de euros que el Govern presidido por Matas suscribió con Nóos.

A propuesta de Urdangarin, y por decisión directa de Matas, el Govern encargó a Matas la organización de dos foros sobre deporte y turismo en 2005 y 2006 por unos 2,2 millones de euros y en 2004 le asignó por 300.000 euros la gestión de la oficina de seguimiento del patrocinio del equipo ciclista Banesto, que adoptó también el nombre de Illes Balears.

"Nunca se dudó de que había que contratarla con Iñañi Urdangarin" ni que había que abonarle los 300.000 euros que solicitaba, ha declarado el acusado, que presentó el proyecto del equipo ciclista a buena parte del gabinete de Matas y "todos sabían de parte de quién venía esa propuesta".

El presidente autonómico aprobó el patrocinio, que ascendía a 18 millones de euros, y ordenó que el Instituto Balear de Turismo y la fundación pública deportiva Illesport se dividieran el coste de la oficina de seguimiento que gestionaba Nóos. Ambas entidades asumieron la orden y la ejecutaron, porque sus dirigentes eran conscientes de que había que contratar sin cuestionarlo "a Iñaki Urdangarin y todo aquello que viniera de él", ha incidido.

"Si te dicen contrata, ese es el precio, nadie duda, y todos los que trabajan no ponen en duda en ningún momento y actúan para que eso se haga...", ha afirmado Ballester para justificar su anuencia a una forma de actuar que ningún miembro del Govern de Matas cuestionaba en aquel momento.

Respecto a la idea del foro de deporte y turismo, ha indicado que Matas le anunció a principios de 2005 que Urdangarin se lo había propuesto e iba a desplazarse a Palma para presentarlo formalmente al Govern balear, lo que hizo en la sede de la presidencia, el Consolat de Mar, acompañado de su socio en Nóos, Diego Torres.

Nóos, que comparaba las jornadas que proponía con el foro económico internacional de Davos, presentó para el primer Illes Balears Forum un presupuesto de 1,2 millones de euros que el Govern aceptó y pagó a través de la Fundación Illesport. "Así fue siempre el trabajo que se hizo (...), en ese momento me pareció de lo más normal. Nadie decía nada", ha sostenido.

Ballester ha iniciado en la segunda jornada del juicio del caso Nóos ante la Audiencia de Palma el turno de declaración de los 17 acusados, que se prolongarán previsiblemente hasta finales de febrero y cerrará la infanta Cristina, acusada de cooperación necesaria en dos delitos fiscales de su marido.

En su escrito de acusación, el fiscal ya tuvo en cuenta la colaboración con la Justicia del ex director general de Deportes, como atenuante muy cualificada de confesión, y pide para él una condena de 2 años de prisión.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.