SE ENFRENTAN A MÁS DE 3.000 AÑOS POR 145 ASESINATOS

SE ENFRENTAN A MÁS DE 3.000 AÑOS POR 145 ASESINATOS

La Audiencia Nacional juzga a tres etarras por volar la casa-cuartel de Burgos en 2009

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide que Pastor, Zapirain y Etxeberria sean condenados a 3.498 años de cárcel por colocar en julio de 2009 una furgoneta bomba con 700 kilos de explosivos que destruyó casi entera la casa-cuartel de Burgos.

Los miembros del comando Otazua de ETA, Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxevarria
Los miembros del comando Otazua de ETA, Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxevarria | EFE

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará hoy, lunes, a Daniel Pastor Alonso, Íñigo Zapirain Romano y Beatriz Extebarria Caballero, miembros del 'comando Otazua' de ETA, por colocar el 28 de julio de 2009 una furgoneta-bomba con 700 kilos de explosivo que destruyó casi en su totalidad la casa-cuartel de Burgos.

Los tres etarras se enfrentan a 3.498 años de cárcel por 145 asesinatos en grado de tentativa, en relación con el número de personas que sufrieron lesiones como consecuencia de la explosión, y un delito de estragos terroristas. Cuando la bomba estalló, se encontraban en la casa-cuartel 118 personas, de las cuales 41 eran niños.

En su informe provisional de acusación, la fiscal Susana Landeras señala que los etarras cometieron el atentado siguiendo órdenes del entonces jefe militar de la banda, Mikel de Kabikoitz Karrera Sarobe, 'Ata', y con la intención de "atentar mortalmente contra el mayor número de personas".

Una furgoneta de un vecino

Antes del atentado los etarras se desplazaron a la capital burgalesa para recopilar datos sobre la casa-cuartel, situada en la avenida de Cantabria. Así, localizaron el mejor lugar para instalar la furgoneta cargada de explosivos y tomaron los datos de matrículas de vehículos que solieran aparcar en las inmediaciones, que fueron dobladas en Francia.

'Ata' les facilitó una Mercedes Vito de color verde que había sido sustraída en abril de 2009 en la localidad francesa de Pevrat Le  Chateau y, tras pintarla de blanco y hacerla pasar por la de un vecino de Burgos, la aparcaron en la parte trasera de la casa-cuartel.

La furgoneta explotó a las cuatro de la madrugada y causó daños en la casa-cuartel que fueron valorados en más de 15 millones de euros. También se vieron afectados una comisaría de Policía Local, un edificio de Tráfico y la sede de los Bomberos, que tuvieron que realizar reparaciones por 263.133 euros, así como el Hospital Divino Vallés y el General Yagüe, que sufrieron daños por importe de 39.074 euros.

Los tres miembros del 'comando Otazua' fueron condenados el pasado 15 de octubre a 485 años de cárcel por el asesinato del brigada Luis Conde. También han sido condenados, entre otras acciones terroristas, a 45 años de cárcel por el asesinato del inspector de Policía Eduardo Puelles y a 20 más por intentar asesinar a un policía en Bilbao en 2008.

Otros dos juicios

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal juzgará también este lunes a Lander Fernández Arrinda y Aingeru Cardaño Reoyo, que se enfrentan a una pena de tres años de cárcel por un delito de daños terroristas. El fiscal Jesús Alonso les acusa de quemar un autobús en Bilbao el 20 de febrero de 2002.

El tercer juicio de la semana por delitos de terrorismo se celebrará el próximo jueves. Se sentará en el banquillo Ibon Larrinaga Martín, acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo por incluir en un programa de fiestas de los barrios bilbaínos de Uribarri y Matiko las fotografías de cuatro presos de ETA. La Fiscalía solicita para él un año y medio de cárcel.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.