JUICIO DEL CASO NÓOS

JUICIO DEL CASO NÓOS

Una asistenta afirma que Urdangarin le exigió cobrar en negro

Una empleada doméstica de los duques de Palma ha asegurado ante el juez del caso Nóos que Iñaki Urdangarin le exigió cobrar en negro y sin contrato. Así lo ha explicado la asistenta de hogar en su declaración como testigo en Barcelona ante el juez José Castro, que investiga el presunto desvío de fondos del Instituto Nóos presidido por Diego Torres e Iñaki Urdangarin.

El abogado de Iñaki Urdangarín, Mario Pascual Vives
El abogado de Iñaki Urdangarín, Mario Pascual Vives | EFE

Como ya hiciera en su declaración ante la Policía, la empleada doméstica ha explicado que cuando entró a trabajar para los duques de Palma, Iñaki Urdangarin le indicó que tenía que cobrar en negro y sin contrato de trabajo, en una entrevista a la que también asistía la infanta Cristina, según han informado fuentes judiciales.

La asistenta estuvo cobrando en negro durante cerca de dos años, hasta que pidió a los duques que le hicieran un contrato para regularizar su permiso de trabajo y residencia en España, a lo que Urdangarin accedió dándole de alta como telefonista en la empresa Aizoon, con la que la pareja gestionaba su patrimonio.

La empleada de hogar ha añadido, sin embargo, que desconocía la existencia de la empresa Aizoon en la que constaba como telefonista y que su trabajo se limitaba a las tareas del hogar, aunque en ocasiones contestó alguna llamada telefónica en la casa de los duques de Palma.

En su declaración ante el juez, la asistenta ha desmentido el testimonio que pocas horas antes había prestado el matrimonio encargado del cuidado de la casa de los duques, a los que Urdangarin tenía contratados a través de Aizoon como auxiliar administrativo.

La pareja había asegurado esta mañana ante el juez que su trabajo consistía en distintas labores domésticas para el cuidado de la casa y de los niños, pero que como auxiliares administrativos también se ocupaban de vez en cuando de otras gestiones relacionadas con la paquetería o el correo.

Sin embargo, la asistenta de hogar ha negado esta tarde que el matrimonio trabajara en tareas administrativas en la casa de los duques. Por la mañana también han testificado ante el juez dos empleadas de limpieza que trabajaban en la casa de la secretaria personal de Iñaki Urdangarin, que han afirmado que estaban contratadas por la empresa Aizoon y cobraban 600 euros mensuales en metálico.

Según han informado fuentes judiciales, las dos empleadas de hogar han explicado en su declaración ante el juez José Castro que fueron contratadas por Aizoon para hacer labores de limpieza en la casa de Julita Cuquerella, la secretaria personal que tenía Urdangarin en Telefónica. Las dos empleadas de hogar han confirmado que cobraban poco más de 600 euros mensuales y su salario se lo entregaba en efectivo el sobrino de Iñaki Urdangarin, según las mismas fuentes. En sus declaraciones, estas dos testigos han entrado en contradicciones sobre sus horarios y el tipo de trabajo específico que realizaban en la casa de la secretaria personal de Urdangarin, según las mismas fuentes.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.