SEÑALA QUE DESCONOCÍA QUE LA INFANTA ESTUVIESE EN NÓOS

SEÑALA QUE DESCONOCÍA QUE LA INFANTA ESTUVIESE EN NÓOS

El asesor del Rey pidió a Urdangarin que dejase Nóos para que no "enseñara la tarjeta"

José Manuel Romero explicó en su declaración que a mediados del año 2005 le llegaron "rumores" de que el Duque de Palma llevaba a cabo actividades económicas que podían ser contrarias a las pautas fijadas por la Casa Real por lo que expresó estas "dudas" a la institución.

José Manuel Romero
José Manuel Romero, conde de Fontao | agencias

El asesor jurídico de la Casa del Rey y conde de Fontao, José Manuel Romero, ha afirmado al juez que en 2006 se dirigió a Iñaki Urdangarin para que dejara sus actividades en el Instituto Nóos con la finalidad de evitar que obtuviera rédito económico "por ser quien es".

Romero ha declarado como testigo ante el juez del caso Nóos, José Castro, durante alrededor de una hora y media después de que Urdangarin y su exsocio Diego Torres declararan en su día que realizó labores de mediación y asesoramiento al duque de Palma en Nóos y en la Fundación Deporte Cultura e Integración Social y (Fdcis). Fuentes jurídicas consultadas han explicado que el asesor ha reconocido al juez que pidió a Urdangarin que abandonara Nóos tras enterarse en una revista y a través de una persona de sus actividades en el instituto, las cuales a su juicio no encajaban con la ética de la Casa Real.

El conde de Fontao ha añadido que con ello pretendía evitar que Urdangarin "enseñara la tarjeta" como garantía de su fiabilidad en vistas a obtener contratos públicos y privados. Romero ha dicho al juez que no dudaba de la licitud de las actividades de Urdangarin, pero que las mismas podían ser contrarias a las pautas institucionales de la Casa del Rey, ya que sus miembros no se pueden aprovechar de su situación de privilegio institucional para labores que serían aceptables en cualquier otra persona.

El asesor dudó en concreto de la fórmula jurídica de Nóos (asociación sin ánimo de lucro) y de su labor de consultoría, ya que consideraba que podía acarrear actividades mercantiles en las que no debía participar. En su opinión, el duque de Palma debía limitarse a colaboraciones para fundaciones como consejero o asesor externo. Durante el interrogatorio, ha señalado que no sabía que la infanta Cristina estaba en Nóos (en el que figuraba como vocal) y que desconocía la existencia de la empresa Aizoon, que tenían a medias la infanta y Urdangarin y que supuestamente sirvió para desviar dinero obtenido por el instituto.

En ningún momento, ha agregado al magistrado, se dirigió al duque de Palma por iniciativa del Rey Juan Carlos para que cesara su labor en Nóos, sino que lo hizo a título personal. Durante su declaración, el juez ha recordado al conde de Fontao que estaba bajo juramento y le ha hecho ver que no daba credibilidad a algunas de sus manifestaciones. Fuentes jurídicas han explicado por otra parte, que el exconseller valenciano y vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, ha destacado en su declaración ante el juez al duque de Palma como el único cabeza visible del instituto. Para Pons, Urdangarin nunca llegó a abandonar Nóos y su figura, ha añadido, era determinante para darle más peso y más caché a la entidad.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.