ABIERTO A UN CAMBIO EN LOS PROTOCOLOS

ABIERTO A UN CAMBIO EN LOS PROTOCOLOS

Alfonso Alonso baraja que se refuercen los controles psicológicos a los pilotos

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, está abierto a que se refuercen los controles psicológicos y se intensifiquen las evaluaciones periódicas al colectivo de pilotos después del accidente aéreo de Germanwings en Los Alpes franceses. Alonso insiste en que son los especialistas los que deben hacer la autopsia psiquiátrica al copiloto y no es momento de que los políticos tomen decisiones "al calor de una tragedia".

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, no descarta que en un futuro se puedan reforzar los controles psicológicos y se hagan evaluaciones periódicas con más frecuencia a los conductores de transportes colectivos y pilotos, después del siniestro del avión de Germanwings. En una entrevista, Alonso subraya que antes de tomar medidas al respecto hay que esperar a la autopsia psiquiátrica que se le haga al copiloto del avión, Andreas Lubitz, y a partir de ahí se podrá saber si hay que incorporar "nuevas cautelas" a la hora de examinar la idoneidad de estos profesionales. 

Lubitz, sospechoso de haber estrellado la semana pasada de forma deliberada un avión de Germanwings en los Alpes franceses, en una tragedia en la que murieron él y otras 149 personas, recibió hace años, según la Fiscalía de Düsseldorf (Alemania), tratamiento psicoterapéutico por "tendencias suicidas" durante un largo periodo de tiempo, antes de obtener su licencia como piloto. La Fiscalía avanzó el viernes también que Lubitz había ocultado una baja médica vigente para el día del siniestro.

Alonso insiste en que son los especialistas los que deben hacer la autopsia psiquiátrica al copiloto, den sus conclusiones y digan "exactamente" si hay que modificar los protocolos o introducir pautas nuevas. "Yo siempre prefiero tener esa cautela (...) y no me parece descartable que en un futuro se puedan reforzar los controles y que se pongan las evaluaciones periódicas con más frecuencia, pero vamos a esperar qué nos dicen", afirma el ministro.

Defiende que este tipo de medidas no las deben tomar los políticos "al calor de una tragedia" y recalca que en España, como en Alemania "se supone" que hay controles para que una persona que se encuentra de baja y más por una razón psiquiátrica "no se ponga a los mandos de un avión". El ministro apunta que siempre que hay un accidente -y en este caso se trata de un "asesinato masivo" que ha dejado "a todos consternados"-, "hay algo que aprender y lecciones que sacar" pero sostiene que nunca se termina de aprender "del factor humano": "Siempre es una sorpresa y, a veces, sorpresa para lo peor", asevera.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.