EN UN FORUM INTERNACIONAL

EN UN FORUM INTERNACIONAL

Ada Colau acusa al Gobierno de impedir que Barcelona sea una ciudad para los refugiados

Considera que la actitud del Gobierno es "inmoral e ilegal".

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona | EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha señalado hoy al Gobierno del PP como el principal obstáculo para que Barcelona sea una ciudad de acogida de refugiados. Durante su participación hoy en el Fórum Internacional sobre acogida e integración de personas refugiadas celebrado en Barcelona, Colau ha definido la actuación del Gobierno como "inmoral e ilegal" por incumplir sus "compromisos jurídicos" al acoger sólo 18 de las 17.000 refugiados que se había comprometido a acoger.

A la inauguración del Fórum, que se celebra en el recinto modernista del Hospital de Sant Pau y que está organizado por el Ayuntamiento de Barcelona, el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (DIPLOCAT) y la Generalitat, han asistido también el presidente catalán, Carles Puigdemont; la portavoz de ACNUR España, María Jesús Vega, y el secretario general del DIPLOCAT, Albert Royo.

La alcaldesa de Barcelona ha lamentado las imágenes "insoportables" de miles de familias lanzándose "literalmente" al mar Mediterráneo: "Lo que siempre ha sido un puente de cultura, es la peor fosa y las más vergonzosa", ha dicho. Colau ha señalado que diferentes municipios se han ofrecido a ayudar y facilitar la acogida de los refugiados, iniciativa que el Gobierno no ha aceptado.

La alcaldesa ha señalado que, aunque la competencia sobre asilo y refugio es estatal, el ayuntamiento ha aumentado en medio millón de euros el dinero destinado a atender a los refugiados que llegan a Barcelona. Por otro lado, Ada Colau ha denunciado que las políticas de refugio de los estados europeos son "ineficaces": "No tiene ningún sentido -ha señalado- que no se permita una reubicación racional, porque eso facilitaría una ordenación y evitaría reacciones fascistas".

Asimismo, la alcaldesa de Barcelona ha subrayado que las regiones y las grandes ciudades de Europa deberían tener acceso directo a los fondos de asilo y refugio, y estar en el centro de las negociaciones de las políticas migratorias. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha destacado por su parte que la respuesta de Cataluña frente a la crisis humanitaria más grave desde la segunda guerra mundial "tiene que ser humilde, pero con una ambición sin fronteras".

Puigdemont ha señalado la "inoperancia" del gobierno español, y ha destacado que Cataluña está preparada para acoger a un total de 4.500 solicitantes de asilo, 1.800 de ellos de forma inmediata. "A pesar de la reticencia del gobierno español, mantenemos la predisposición y queremos ser firmes con nuestros compromisos legales y morales con las personas que huyen de la guerra", ha destacado Puigdemont.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.