SIN LA FIRMA DE DE COAG Y UPA

SIN LA FIRMA DE DE COAG Y UPA

Tejerina logra un acuerdo para subir el precio de la leche

El sector lácteo y el ministerio de Agricultura han firmado el acuerdo que recoge, por primera vez, el compromiso de productores, industria y distribuidores para asegurar un precio justo a los ganaderos. El documento recoge doce medidas para dar transparencia y estabilidad a los precios de la leche. La ministra Isabel García Tejerina dice que el pacto beneficiará, sobre todo, a los ganaderos y ha anunciado que el viernes se aprobarán 300 millones de euros en ayudas.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado "la respuesta masiva" al acuerdo para la estabilidad y sostenibilidad del sector lácteo, que se ha firmado en Madrid con la ausencia de las organizaciones agrarias COAG y UPA. Para García Tejerina, este texto -suscrito por 58 entidades y sobre el que el Ejecutivo y el sector llevan trabajando desde el verano- marcará "un antes y un después" y permitirá "unir fuerzas" para crear valor entre los agentes de la cadena -distribución, industria, cooperativas y productores de leche-. Lo que se traducirá, según García Tejerina, en precios más remuneradores para todos los eslabones y, especialmente, para los que recibe el ganadero en plena crisis mundial del sector lácteo.

La ministra ha precisado que, en virtud de este acuerdo, que entrará en vigor a los diez días de su firma, la distribución se compromete a dejar de utilizar la leche como producto reclamo, lo que tanto ha presionado hasta ahora a la baja los precios en origen. Se pondrán en marcha fórmulas de contratación de largo plazo con la industria, lo que permitirá a esta última organizar sus compras a los ganaderos y obtener mayor valor.

La industria, por su parte, se compromete a repartir el beneficio derivado de esta menor presión sobre los precios que paga a los ganaderos, así como a facilitar los datos de ventas, de cesión de la leche líquida a la distribución, lo que abundará en una mayor transparencia sobre la generación de valor a lo largo de la cadena. El acuerdo "ha sido tan ambicioso como nuestro ordenamiento jurídico lo permite" y eso excluye la fijación de precios, prohibida por la normativa sobre Competencia, ha recordado la ministra. En el caso del sector productor, tendrá la obligación de organizarse a través de las OP para comercializar su leche.

Entre los firmantes, figuran la organización agraria Asaja, Cooperativas Agro-alimentarias, la patronal de las industrias Fenil y las asociaciones de la distribución Anged, Asedas y Aces, quienes lo han calificado de "histórico" y ven garantías para su cumplimiento. Entre las empresas que se han sumado, se encuentran Alcampo, Carrefour, Corte Inglés-Hipercor-Supercor, Eroski, DIA y Mercadona, entre otras; además de lácteas como Calidad Pascual, Capsa, Covap, Danone, Feiraco, Lactalis, Clesa, Nestlé, Celta, Iparlat o Kaiku.

La ministra ha agradecido el compromiso que han demostrado los firmantes del acuerdo al demostrar que, "cuando hace falta, todos somos capaces de trabajar solidariamente en defensa de un sector estratégico para España".

Las organizaciones agrarias COAG y UPA han insistido en rueda de prensa en que no firman el acuerdo porque consideran que el texto final es "inconcreto" y, a su juicio, deja al ganadero "a merced" de la industria y la distribución. Desde COAG, el responsable de Organización, Andoni García, ha resaltado que el texto "no responde a las demandas y necesidades" de los ganaderos, ya que "no concreta, ni garantiza unos precios que cubran los costes de producción, por lo que es inconcreto y voluntarioso", ha señalado.

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha destacado que no garantiza un precio sostenible al productor, no ofrece garantías jurídicas, no tiene un régimen sancionador y "no se ha visto una intención real" de cambio de las "reglas del juego" por parte de los agentes de la cadena, aunque "ha habido señales de buena voluntad", pero "para nada generalizadas".

El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura en el Congreso, Alejandro Alonso, ha considerado hoy "lamentable" que el Gobierno no haya "conseguido" un acuerdo "equilibrado" para el sector lácteo, ya que a su juicio nace "cojo" al no contar con "los principales representantes de los productores", en alusión a COAG y UPA. El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Agricultura en el Congreso de los Diputados, José Cruz Pérez Lapazarán, ha asegurado que "no se entiende" cómo estas dos organizaciones no se quieren sumar a un acuerdo con el que se intenta resolver un problema: "Allá ellos con su responsabilidad".

 

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.