Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
SUBIDA DEL IMPUESTO ESPECIAL PARA 2013

La tabacalera Altadis eleva los precios de Fortuna, Ducados y Nobel 20 céntimos más

Altadis ha subido los precios de sus productos tras la publicación de la resolución en el BOE, por el cual el Ministerio de Hacienda ha elevado el impuesto especial que grava el consumo de tabaco para el 1 de enero de 2013 con el sistema del "doble impuesto mínimo".

Cajetillas de tabaco Cajetillas de tabaco | Foto: EFE (Archivo)

EP  |  Madrid

Altadis, propiedad de Imperial Tobacco, ha subido 20 céntimos el precio de las versiones más populares de sus conocidas marcas Fortuna, Ducados y Nobel. La compañía ha aplicado este incremento una vez publicada la resolución en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este sábado.

En concreto, la cajetilla de Ducados Azul Blanco pasa de costar 4,20 euros a 4,40 euros, mientras que la de Ducados Rubio Rojo sube desde 3,95 a 4,15 euros. Asimismo, el precio de Fortuna Rojo Blando sube de 4,10 a 4,30 euros y el de Nobel 0,1 de 4,10 a 4,30 euros.

En esta misma línea, Altadis también ha subido los precios de otros de sus marcas como B.N. Duro, desde 4,15 a 4,35 euros, o JPS American Blend Red, desde 3,95 a 4,15 euros. Por su parte, Imperial Tobacco eleva el precio del R1 Azul desde 4,45 a 4,65 euros.

En el caso de la picadura de liar, las subidas son aún mayores que las de los cigarrillos. Así, Amsterdamer Shag (40g) pasa de 5,65 a 6,15 euros; Ducados Rubio (80g), desde 10,75 a 11,70 euros; Fortuna Cubo (80g), desde 11 a 12,30 euros, y Golden Virgina (50g), desde 7,25 a 7,90 euros.

Subida del impuesto especial
La subida de precios se produce después de que el Ministerio de Hacienda haya elevado el impuesto especial que grava el consumo de tabaco a partir del 1 de enero de 2013 estableciendo un sistema de "doble impuesto mínimo", de tal forma que la cajetilla de 20 cigarrillos que se vendan por debajo de 3,77 euros serán gravadas con una fiscalidad mayor.

En concreto, Hacienda ha elevado el impuesto mínimo que grava el tabaco desde los 119,1 euros a los 123,97 euros por cada 1.000 cigarrillos y además ha establecido como novedad que cuando los cigarrillos tengan un precio de venta al público inferior a 188,50 euros por cada 1.000 cigarrillos (alrededor de 3,77 euros para una cajetilla) se les establecerá un impuesto mínimo de 132,97 euros por cada 1.000 cigarrillos.

El incremento del impuesto mínimo también se aplicará en el caso de puros y cigarritos, que pasará a 34 euros por cada 1.000 unidades y se incrementará hasta 36,5 euros cuando a los puros y cigarritos se les determine un precio de venta al público inferior a 205 euros por cada 1.000 unidades. Lo mismo sucederá en el caso de la picadura de tabaco para liar. El impuesto mínimo se establece ahora a 85 euros por cada kilogramo y se incrementa hasta 92 euros cuando la picadura tenga un precio de venta inferior a 138 euros por kilogramo.

El tabaco está gravado por tres impuestos especiales diferentes: un impuesto específico de 19,10 euros por cada mil cigarrillos, un impuesto 'ad valorem' del 53,1% del precio final y un impuesto mínimo, que es el que ahora se incrementa, además de crearse un mínimo nuevo cuando el precio de venta al público baje de una determinada cifra, lo que se conoce como sistema de "doble mínimo". De esta forma, si el resultado de la suma de los primeros impuestos está por debajo del mínimo, se aplica este último.

Este nuevo incremento del impuesto mínimo es el tercero que se aplica desde diciembre de 2010, a pesar de lo cual la recaudación por el Impuesto a las Labores del Tabaco ha caído hasta octubre un 4,5%.

Compartir en:
PUBLICIDAD