TRAS EL AUMENTO DEL IMPUESTO ESPECIAL

TRAS EL AUMENTO DEL IMPUESTO ESPECIAL

Suben 15 céntimos las cajetillas de Marlboro, Chesterfield y L&M

Después de que Fortuna, Ducados y Nobel aumentaran su precio en 20 céntimos, Philip Morris también eleva el coste de sus cajetillas pero cinco céntimos menos, lo que puede provocar una 'guerra de precios' como la desatada en abril de 2011.

Cajetillas de tabaco
Cajetillas de tabaco | EFE (Archivo)

Philip Morris ha subido este viernes 15 céntimos el precio de sus marcas más conocidas, entre ellas Marlboro, Chesterfield y L&M, según informaron fuentes del sector. 

En concreto, la multinacional aplicará este subida casi una semana después de que Altadis encareciera en 20 céntimos el precio de Fortuna, Ducados y Nobel, lo que podría desencadenar una 'guerra de precios' como la desatada en abril de 2011, apuntan las mismas fuentes. 

Una vez publicada la resolución del Comisionado del Mercado de Tabacos en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el precio de Marlboro pasará a costar 4,65 euros, tras aplicar la subida de 15 céntimos, mientras que Chesterfield tendrá un precio de 4,35 euros y L&M, en su versión dura, de 4,10 euros, y, en su versión blanda, de cuatro euros. 

"Con el movimiento de Philip Morris se producirá un situación muy parecida a la de abril de 2011, fecha en la que BAT y Altadis subieron los precios en la misma proporción y Philip Morris se quedó al margen, lo que desató la 'guerra de precios'", advirtieron las mismas fuentes, que apuntaron además a una merma en la recaudación fiscal si no se aplica el incremento en la misma proporción. 

Hacienda elevó el impuesto que grava el tabaco desde los 119 a los 124 euros por cada 1.000 cigarrillos

Algunas fuentes consideran que en un contexto "tan deteriorado" como el actual, con un descenso del 33% en el mercado de cigarrillos desde 2009 hasta ahora, aplicar una subida más allá de entre diez y quince céntimos sería "desmesurado", ya que iría encaminada hacia el consumo de productos sustitutivos, lo que provocaría un aumento del contrabando.  

La subida de precios se produce después de que el Ministerio de Hacienda haya elevado el impuesto especial que grava el consumo de tabaco a partir del 1 de enero de 2013 estableciendo un sistema de "doble impuesto mínimo", de tal forma que las cajetillas de 20 cigarrillos que se vendan por debajo de 3,77 euros serán gravadas con una fiscalidad mayor.

En concreto, Hacienda ha elevado el impuesto mínimo que grava el tabaco desde los 119,1 euros a los 123,97 euros por cada 1.000 cigarrillos y además ha establecido como novedad que cuando los cigarrillos tengan un precio de venta al público inferior a 188,50 euros por cada 1.000 cigarrillos (alrededor de 3,77 euros para una cajetilla) se les aplica un impuesto mínimo de 132,97 euros por cada 1.000 cigarrillos.

El incremento del impuesto mínimo también se aplica en el caso de puros y cigarritos, que pasa a 34 euros por cada 1.000 unidades y se incrementa hasta 36,5 euros cuando a los puros y cigarritos se les determine un precio de venta al público inferior a 205 euros por cada 1.000 unidades.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.