MANTIENE UNA PERSPECTIVA NEGATIVA SOBRE LA COMUNIDAD EN UN FUTURO

MANTIENE UNA PERSPECTIVA NEGATIVA SOBRE LA COMUNIDAD EN UN FUTURO

Standard and Poors degrada a Cataluña a bono basura por las tensiones por el pacto fiscal

La rebaja subraya la dependencia de la Generalitat del Gobierno español para cubrir sus necesidades financieras. La agencia de calificación considera que las tensiones entre Cataluña y el Gobierno por conseguir un mejor modelo de financiación pueden tener un "potencial impacto negativo" respecto a la capacidad de Cataluña "para conseguir financiación externa". Este martes la comunidad pidió 5.023 millones al Estado pero avisó de que no quiere aceptar condiciones políticas al respecto.

El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell
El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell | Efe

La agencia Standard and Poors (S&P) ha anunciado que rebaja la calificación crediticia a largo de plazo de Cataluña en dos escalones, desde un aprobado bajo (BBB-) al nivel de bono basura, por las tensiones que cree que puede crear con el Estado su demanda de pacto fiscal. 

S&P sitúa a Cataluña en BB (el segundo escalón dentro del grado de especulación) con "perspectiva negativa" y avisa de que podría rebajar cuatro escalones más hasta B- (la cuarta peor nota del grado de especulación) el 'rating' de esta comunidad en caso de que vea que su acceso a los mecanismos de liquidez del Estado están "en peligro". 

La agencia de calificación crediticia apunta que eso es algo que cree que podría ocurrir si "la petición de Cataluña para cambiar su marco institucional aumenta las tensiones con el Gobierno hasta un punto de ruptura", o bien si no cumple con los objetivos de déficit público y ello "aviva el conflicto con el Gobierno". 

En una nota, la agencia menciona la propuesta de pacto fiscal de Cataluña para alertar de que "podría perjudicar la coordinación necesaria entre la administración regional y la central para la buena ejecución de la ayuda financiera del Gobierno y debilitar la voluntad del Gobierno de dar su apoyo bajo ciertos escenarios". 

El pasado 17 de mayo la agencia Moody's ya degradó la calificación de Cataluña al nivel de bono basura, una comunidad que esta semana ha anunciado que pedirá prestados al Fondo de Liquidez 5.023 millones de euros para atender sus vencimientos de deuda y poder cumplir el déficit previsto. 

S&P considera que las tensiones entre Cataluña y el Gobierno español por conseguir un mejor modelo de financiación pueden tener un "potencial impacto negativo" respecto a la capacidad de Cataluña "para conseguir financiación externa". 

La nota subraya la dependencia de la Generalitat del Gobierno español para cubrir sus vencimientos de deuda y sentencia que esa situación y su "deteriorada" posición de liquidez plantean "incertidumbres" incompatibles con una calificación crediticia en grado de inversión. Según S&P, si Cataluña lograra incrementar su participación en los ingresos nacionales, los potenciales beneficios de la comunidad irían "en detrimento de otras regiones u otros niveles de gobierno", y por eso concluye que la demanda de Cataluña es "políticamente delicada y difícil de llevar a cabo en el actual contexto económico en España". 

Asimismo, Standard and Poor's opina que, dado que Cataluña ha adoptado una posición política firme respecto al pacto fiscal, su posición podría generar "desacuerdos con el Gobierno" y ello "pondría en cuestión" la tesis de S&P de que "el apoyo de liquidez el Estado será predecible, flexible y que vendrá acompañado de una buena cooperación entre ambas administraciones". 

En este sentido, la nota argumenta que, sin el Gobierno, la posición de Cataluña es "extremadamente limitada", ya que el acceso a fuentes de financiación extranjeras "está cerrado". Asimismo, S&P remarca que Cataluña ha llegado a un acuerdo con el sistema financiero español para refinanciar sus vencimientos de deuda doméstica de agosto, y que la banca española continuará refinanciando sus créditos, pero insiste en que sin el apoyo del Gobierno español a la liquidez de Cataluña, con instrumentos como el Fondo de Liquidez, su calificación podría caer hasta niveles de "B-" o "por debajo".

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.