CONDICIONES PARA CONCEDER LA AYUDA FINANCIERA

CONDICIONES PARA CONCEDER LA AYUDA FINANCIERA

La UE quita competencias a De Guindos y obliga a reforzar el Banco de España

Entre las 32 condiciones exigidas, el Eurogrupo establece que el Banco de España tenga una mayor capacidad operativa, lo que obliga al ministerio de Economía a transferir antes de final de año a la entidad mecanismos sancionadores. También reclama la quiebra de las entidades problemáticas que no pongan en peligro el sector.

El memorándum pactado por el Eurogrupo para conceder la ayuda a España para la recapitalización de la banca establece 32 condicones entre las que se exige que el Banco de España fortalezca su papel para que resulte más eficaz y se obliga a España a potenciar los mecanismos no bancarios de financiación de la economía, como el capital riesgo.

Para reforzar la independencia y el poder del Banco de España, las autoridades españolas deberán transferirle como muy tarde el 31 de diciembre de 2012 los poderes de sanción y autorización que ahora están en manos del ministerio de Economía. El Banco de España podrá además elaborar directrices o interpretaciones con carácter obligatorio.

Además, se aumenta la transparencia y el marco de gobierno corporativo de las antiguas cajas y se refuerzan los mecanismos de liquidación bancaria, "clarificando" los poderes del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria y del Fondo de Garantía de Depósitos. La UE pide además a España que prepare para finales de noviembre una ley que reduzca la capacidad de control de las antiguas cajas sobre los bancos que surgieron a partir de ellas.

El documento también obliga a todos los bancos españoles a reforzar su nivel de capital básico hasta el 9%, un requisito que según el ministro ya cumplen la mayoría de las entidades.

La Unión Europea exige a España el cierre de las entidades problemáticas
La Unión Europea exige a España el cierre de las entidades problemáticas inviables cuya quiebra no ponga en riesgo al conjunto del sector, según consta en el memorándum del rescate bancario pactado este martes por el Eurogrupo, que no obstante no identifica qué bancos deben cerrarse.

Entre las condiciones, el texto cita reformar el sistema fiscal para que apoye más el crecimiento, suprimir la deducción por vivienda, aplicar la reforma laboral, mejorar las políticas activas de empleo, liberalizar los servicios profesionales y las barreras para la apertura de comercios, completar las interconexiones energéticas y resolver el problema del déficit de tarifa.

"Para los bancos no viables que necesiten fondos públicos, las autoridades españolas tienen que presentar un plan de resolución ordenada", señala el memorándum. Estos planes deberán garantizar la estabilidad financiera, en particular protegiendo los depósitos de los clientes, minimizando el coste para los contribuyentes y permitiendo que los bancos sanos puedan adquirir activos en un proceso competitivo.

El Eurogrupo vigilará el cumplimiento de las condiciones
El Eurogrupo recuerda a España que existe "una estrecha relación" entre los desequilibrios, las finanzas públicas y la solidez del sector financiero y por eso vigilará "regularmente y de cerca" el progreso que haga el Gobierno a la hora de cumplir sus compromisos macroeconómicos.

El Memorando de Entendimiento recuerda que la supervisión del progreso se hará en paralelo al proceso de revisión formal de la asistencia financiera.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha admitido que el memorándum recoge expresamente la obligación de España de cumplir las exigencias de recortes impuestas por el procedimiento por déficit excesivo así como las recomendaciones realizadas por la Comisión, como la de subir el IVA y suprimir la reducción de vivienda. No obstante, ha insistido en que "no se exige ningún tipo de obligaciones adicionales".

Concesión de 30.000 millones antes de fin de mes
El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este martes que la recapitalización del sector bancario con el préstamo de hasta 100.000 millones de euros aprobado por el Eurogrupo podría comenzar a finales de julio, con un primer tramo de 30.000 millones de euros, y concluirá en un plazo de 18 de meses.

De Guindos ha explicado que los bancos beneficiarios de las ayudas "deberán contribuir con sus recursos" al rescate, aplicar restricciones a la remuneración de los directivos y crear sociedades de gestión para transferir los activos inmobiliarios problemáticos a "precios razonables".

Estas sociedades de gestión, aunque de Guindos ha señalado que todavía no se ha decidido si cada banco tendrá la suya o habrá una centralizada para todas las entidades, tendrán su capital y podrán emitir bonos que serán elegibles por el Banco Central Europeo.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.