ASÍ LO HA ANUNCIADO EN RUEDA DE PRENSA

ASÍ LO HA ANUNCIADO EN RUEDA DE PRENSA

La CE pide a España tomar "acciones decisivas" para acabar con los desequilibrios

La Comisión Europea ha explicado que, pese a que en España "ha habido mejoras, aún hay riesgos", e insta al Gobierno a que tome "acciones decisivas" para acabar con los desequilibrios macroeconómicos.

La Comisión Europea (CE) constató hoy que España ha hecho avances, pero aún tiene desequilibrios macroeconómicos relacionados con el alto nivel de deuda y el desempleo, por lo que le pidió que tome "acciones decisivas" para reconducir su economía.

"En España ha habido mejoras, pero aún hay riesgos", señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en una inesperada rueda de prensa conjunta con el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, en la que presentaron los resultados de su análisis macroeconómico de 16 de los Veintiocho socios de la Unión Europea (UE).

Moscovici dijo que Bruselas reconoce los esfuerzos del Gobierno español, pero que la situación actual no permite cambiar su conclusión sobre los desequilibrios que aún atraviesa la economía española, por lo que seguirá bajo supervisión dentro del programa reservado a países que han recibido asistencia financiera comunitaria. El documento de Bruselas recuerda que España salió del programa de asistencia financiera para la recapitalización de las instituciones financieras en dificultades el pasado año y que actualmente el país está sometido al programa de vigilancia posterior.

El comisario francés no quiso entrar en los detalles de la situación española y se limitó a decir que la CE "es consciente de las cifras y la fecha límite, 2016", en referencia al plazo que tiene España para situar su déficit por debajo del 3 % del PIB, en concreto en el 2,8 %, tras recibir dos años más por parte de la UE.

El Ejecutivo comunitario sí detalló en un comunicado en relación a España que, "pese a algunas mejoras en el proceso de reequilibrio de la balanza por cuenta corriente, los riesgos relacionados con los altos niveles de deuda pública y privada y la posición internacional de inversión negativa siguen mereciendo mucha atención en el contexto de desempleo muy elevado". "La necesidad de actuar para reducir los riesgos de los efectos adversos en la economía española, dado su tamaño, y de contagios negativos a la unión económica y monetaria es particularmente importante", añadió.

España ya recibió en noviembre pasado una advertencia de Bruselas para que actuase de forma decisiva sobre los desequilibrios, al suspender en cinco de los once índices que la Comisión considera recomendables en materia de desempleo, deuda pública, deuda privada, pérdidas en la cuota de mercado de las exportaciones y posición neta de inversión internacional. Irlanda, Hungría y Eslovenia están en la misma situación que España pues todos ellos presentan desequilibrios que deben ser corregidos con acciones decisivas y serán sometidos a supervisión.

El Ejecutivo comunitario informó de que Francia, Italia, Croacia, Bulgaria y Portugal, por su parte, presentan desequilibrios considerados "excesivos" por Bruselas, que requerirán también acciones decisivas y supervisión. Bélgica, Holanda, Rumanía, Finlandia, Suecia y Reino Unido, por su parte, también presentaron desequilibrios pero al mismo nivel que en la evaluación precedente, mientras que Alemania tiene un desequilibrio por superávit comercial.

En su caso, aunque la CE ha decidido dar un paso más en su proceso con respecto al año pasado, no le pedirá que presente un plan de acción correctivo sino solo reformas ambiciosas. "No hay duda de que Alemania es un importante motor de la economía europea", sostuvo Moscovici, quien aseguró que la CE "no desea de ninguna manera socavar este éxito", pero tampoco puede "cerrar los ojos a los crecientes riesgos relacionados con una persistente inversión pública y privada insuficiente y los desequilibrios de ahorro e inversión que hay detrás".

La CE presentará ahora estas recomendaciones al Consejo de la UE, que las abordará en su reunión de ministros de Economía y Finanzas de los Veintiocho de marzo próximo, mes en el que Bruselas prevé celebrar bilaterales con los estados miembros, y que en abril éstos presenten sus planes nacionales de reforma. En base a ello, la Comisión presentará sus recomendaciones específicas para 2015-2016 en mayo próximo, en las que señalará a cada país las prioridades a afrontar.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.