A PARTIR DE JULIO

A PARTIR DE JULIO

El Parlamento Europeo reducirá los costes de las llamadas desde el extranjero

Bruselas aprobará una normativa que fijará unos precio máximo para la telefonía móvil y por primera vez, esta reducción afectará también a la conexión a internet.

¿Cómo resistirse, cuando visitamos un país europeo, a llamar a la familia en España y decirles lo bien que lo estamos pasando? Un gesto lógico aunque, a menudo, muy caro. Llamar a casa y mandar un mensaje o una foto o incluso recibir llamadas desde nuestro país supone utilizar el llamado roaming o tarifas en intinerancia.

Europa ya había puesto unos topes máximos a esas tarifas para evitar abusos y sorpresas, aunque ahora los costes se van a reducir mucho más. Por ejemplo, no podrán cobrarnos más de 29 céntimos por minuto en las llamadas que hagamos en Europa, aunque en dos años el tope se fijará en 19 céntimos.

Si nos llaman desde España a nuestro movil nos facturarán como mucho 8 céntimos por minuto frente a los 11 actuales. Los mensajes cortos bajan 2 céntimos este verano y otros 3 más en 2014.

La novedad llega en la tarifa de datos. Ahora no hay coste máximo si nos conectamos a internet. A partir de julio no se podrá cobrar más de 70 céntimos por megabyte, y en 2014 un máximo de 20. Sin superar estos topes cada operador establecerá sus propias tarifas que comunicará a su cliente en el mismo momento en que atraviese la frontera.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.