DENUNCIA POR AGRESIÓN Y ROBO

DENUNCIA POR AGRESIÓN Y ROBO

Detenido un hombre en Córdoba por los asaltos en los supermercados

El alcalde de Marinaleda y diputado de IU en el Parlamento andaluz, Sánchez Gordillo, tendrá "en las próximas horas" una citación judicial por su implicación en asaltos a dos supermercados en Andalucía. El resto de personas que participaron en los hechos serán detenidas cuando se complete su identificación.

La policía nacional ha detenido en Hornachuelos (Córdoba) a una de las personas que participó en uno de los asaltos contra dos supermercados promovidos por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), han informado a Efe fuentes policiales.

Las Fuerzas de Seguridad tienen orden de detener a los responsables de los asaltos a dos supermercados en Andalucía y la Fiscalía también va a investigar estos sucesos, en los que está implicado el alcalde de Marinaleda (Sevilla) y diputado autonómico de IU, Juan Manuel Sánchez Gordillo.

Gordillo participó ayer en uno de los dos asaltos organizados por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), el que tuvo lugar en un Mercadona de Écija (Sevilla), donde sustrajeron nueve carros cargados de alimentos para llevarlos a un banco de alimentos de Sevilla.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz ha anunciado que la Policía y a la Guardia Civil tienen orden de detener a los responsables de estos hechos, y ha hablado del caso con el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien por su parte ha instado a la Fiscalía a que abra una investigación.

Según el titular de Interior, aquellos dirigentes políticos que "lideran e incitan" este tipo de actuaciones, además de incurrir en actos delictivos, "cometen una gravísima irresponsabilidad de la que tendrán que dar cuenta".

En este sentido, Fernández Díaz ha dejado claro que "en ningún caso" se va a permitir que se viole la ley, entrando por la fuerza en un supermercado para llevarse alimentos sin pagar y "ejerciendo violencia sobre algunos empleados".

Para Sánchez Gordillo ir a la cárcel por lo ocurrido sería un honor

Gordillo participó en uno de los dos asaltos organizados por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), el que tuvo lugar en un Mercadona de Écija (Sevilla), donde sustrajeron nueve carros cargados de alimentos para llevarlos a un banco de alimentos de Sevilla.

El otro se produjo en un Carrefour en Arcos de la Frontera (Cádiz), donde los sindicalistas "expropiaron" según sus palabras más de veinte carros de alimentos básicos. Numerosas voces de la política y el mundo sindical han condenado estos hechos que, sin embargo, ha vuelto a defender el propio Sánchez Gordillo y compañeros suyos de partido como el diputado en el Congreso Gaspar Llamazares. 

Tras conocer la orden de detenciones, Juan Manuel Sánchez Gordillo ha señalado que el Gobierno pretende "reprimir y asustar" y además regresa "al franquismo".y se limitó a hacer "maniobras de distracción" para que otros sindicalistas pudieran llevarse alimentos básicos del supermercado por una cuantía que no es hurto y que han entregado en Sevilla y pueblos de Cádiz. Además, ha anunciado nuevos asaltos.

Tras asegurar que ir a la cárcel por lo que ha hecho sería "un honor" para él, Gordillo se ha preguntado por qué no se detiene al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, quien tiene "miles de millones" en paraísos fiscales, a "los corruptos" del PP y del PSOE o a los dirigentes políticos que dan dinero a los bancos en detrimento de los fondos para los pobres. 

Muchos han sido los dirigentes políticos y sindicales que han criticado a Sánchez Gordillo, a excepción de compañeros de partido como Llamazares, quien ha calificado el asalto a los supermercados de acto "simbólico" para denunciar la "situación crítica de muchas familias". 

También lo ha definido como acto "simbólico" el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, quien ha dicho no estar de acuerdo con las "formas" pero sí con el fondo de estos hechos, que abren un debate sobre la riqueza y la pobreza. Valderas ha recibido una dura crítica por parte de la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien ha calificado de "intolerables" los sucesos.

Igual de crítico ha sido el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, para quien se trató de una "acción delictiva" a todas luces.

Desde el PSOE, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, Antonio Hernando, ha calificado de "barbaridad" -la misma palabra que ha utilizado el presidente andaluz, José Antonio Griñán, en Twitter.

"Extraordinariamente" preocupado ha dicho estar por estos sucesos el secretario general de UGT, Cándido Méndez, para quien son necesarias otras estrategias y no ésta para buscar salidas a la crisis.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.