BAJAN CATALUÑA, LA MANCHA Y VALENCIA

BAJAN CATALUÑA, LA MANCHA Y VALENCIA

Moody's arremete ahora contra varias comunidades españolas

Este jueves, la agencia rebajaba la calificación de la deuda española y empeoraba la estimación del Gobierno: apuntaba a la necesidad de las cajas y bancos de 50.000 euros cuando el cálculo del Banco de España era de 15.152. Hoy las víctimas de su desconfianza son Castilla la Mancha, Cataluña, Murcia y Valencia.

Intervención en CCM
Intervención en CCM | antena3.com

La agencia de medición de riesgos Moody's ha rebajado la calificación de la deuda de Castilla La Mancha, Cataluña, Murcia y Valencia con perspectiva negativa, al tiempo que mantuvo la del País Vasco, Andalucía, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Madrid, también con perspectiva negativa.

La agencia rebajó también la calificación del ayuntamiento de Barcelona y el Instituto Valenciano de Finanzas y mantuvo la del Consorcio de Transportes de Vizcaya. Así, Castilla la Mancha queda con una calificación de A2, Cataluña, con A3; Murcia, con A1, y Valencia, con A2.

En una nota, Moody's menciona que Castilla la Mancha, Cataluña, Murcia y Valencia se han desviado de los objetivos de control del déficit establecidos para 2010, y destaca las dificultades que tendrán para lograr su objetivo en 2011 y 2012.

La rebaja, continúa la nota, refleja la debilidad mostrada en los últimos años para controlar el gasto, aunque reconoce que estas cuatro comunidades autónomas han comenzado a hacer esfuerzos para corregir las desviaciones.

No obstante, señala que no han logrado subir la recaudación fiscal en 2010, por lo que se han desviado del objetivo de déficit público marcado por el Gobierno central (2,4 %) y han comenzado a tener problemas de liquidez.

Asimismo, Moody's indica que las elecciones autonómicas de mayo en Castilla La Mancha, Murcia y Valencia dificultarán la adopción de reformas estructurales, especialmente en la sanidad y la educación.

Por lo que respecta al País Vasco, que mantiene su calificación en Aa1, Moody's señala la elevada autonomía fiscal con la que opera el Gobierno regional gracias al concierto vasco, que le permite desarrollar una eficaz política fiscal y no depender tanto como otras regiones de las transferencias del Gobierno central.

La perspectiva negativa, añade la nota, obedece a las lentas perspectivas de crecimiento a medio plazo del PIB en España, así como a las dificultades de acceso al mercado de crédito para el conjunto del país.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.