A NIVELES MÁS BAJOS QUE EN 2010

A NIVELES MÁS BAJOS QUE EN 2010

El ministerio de Trabajo prevé una subida del paro en agosto

Valeriano Gómez ha explicado que agosto se ha ido convirtiendo en un mes "malo" para el empleo por "ciertas prácticas" empresariales.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha afirmado que el paro subirá en agosto aunque en menor medida que en el mismo mes del año pasado.

Durante una entrevista en una radio nacional, Gómez dijo que agosto, desde hace diez años, se ha ido convirtiendo en un mes "malo" para el empleo porque hay "ciertas prácticas" empresariales por las que se rescinden contratos y luego se vuelven a producir. "Es una forma de obtener el pago de las vacaciones a costa de los servicios públicos de empleo", ha subrayado.

Este tipo de prácticas, ha asegurado, "está perseguida y castigada". Ha añadido que el paro "irá mejor, creciendo, pero menos que en agosto del año pasado".

Nueva reforma laboral
El ministro se ha referido también al decreto de medidas laborales que se aprobó el viernes en el Consejo de Ministros y que tiene como medidas principales la creación de un nuevo contrato de formación y la suspensión, durante dos años, del límite para encadenar contratos temporales.

Gómez ha explicado que el nuevo contrato trata de dar respuesta a los más de 700.000 jóvenes en paro que no tienen siquiera la enseñanza secundaria obligatoria, y ha insistido en que la regla que hace fijos a los temporales que lleven dos años encadenando contratos en la misma empresa está produciendo ahora más paro que empleo indefinido. De ahí que se haya decidido interrumpirla.

El ministro ha reconocido que en España hay una parte de la temporalidad que no está justificada, pero ha recordado que la tasa actual, del 25%, es diez puntos inferior a la que se registró en la crisis de los 90. Para Gómez, aunque se ha avanzado mucho en su reducción, el objetivo debe ser el de llevar esta tasa a entre el 17% y el 20%, como en otros países europeos.

Respecto a por qué no se ha reformado el contrato a tiempo parcial, tal y como se había previsto en un principio, el titular de Trabajo ha afirmado que se ha debido a dos razones: a que el contrato a tiempo parcial es el único que está funcionando en la crisis y a la "absoluta lejanía" entre las posiciones de empresarios y sindicatos.

Los primeros querían una especie de contrato 'a llamada', con excesivos mecanismos de flexibilidad, ha dicho el ministro, mientras que los sindicatos no querían tocar demasiado estos aspectos del contrato. "Nos pareció mejor no tocar este contrato y centrarnos en el contrato para la formación. En este momento no se va a tocar el tiempo parcial pero, desde luego, el Gobierno tiene que gobernar en ausencia de diálogo", ha concluido.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.