CUMBRE EN BRUSELAS

CUMBRE EN BRUSELAS

Merkel: "Aún queda bastante trabajo para cerrar el plan anticrisis"

La canciller alemana ha afirmado a su llegada al Consejo Europeo que aún quedan "importantes avances" por hacer antes de cerrar el acuerdo global anticrisis de la eurozona aunque reconoce "buena voluntad" entre los líderes.

Cumbre en Bruselas
Cumbre en Bruselas | EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que aún queda bastante trabajo por hacer para cerrar el acuerdo global anticrisis de la eurozona, pero que los líderes acuden a la cumbre con la intención de "hacer importantes avances".

"La cumbre de hoy ciertamente es importante, todavía tenemos que resolver una buena serie de problemas; el trabajo aún no está hecho, pero creo que todos viajan a Bruselas con el objetivo de hacer importantes avances", señaló a su llegada al Consejo Europeo. Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, destacó la "buena voluntad" con la que todos los participantes afrontan las cumbres extraordinarias del Consejo Europeo y de la eurozona.

"Vamos a trabajar mucho en cualquier caso, y todo el mundo tiene intención de hacerlo con muy buena voluntad, eso es lo que puedo constatar", dijo. De momento se sabe que los líderes de la UE han acordado la recapitalización de la banca europea, a la que exigirán un capital de máxima calidad del 9 % y a la que darán de plazo hasta el 30 junio de 2012 para reunir los fondos necesarios, aunque no menciona ningún importe, según el borrador de la declaración que los Veintisiete prevén aprobar en el Consejo Europeo de hoy.

Tampoco está acordada todavía la revisión del segundo rescate griego, en la parte que se refiere a una mayor participación voluntaria del sector privado en el programa.

Los líderes están presionando a los acreedores para que asuman unas pérdidas mayores que las del 21 % acordado en la cumbre extraordinaria de la eurozona del 21 de julio pasado, entre el 50 y 60 %, pero la banca se resiste a condonar más deuda a Grecia. El canciller austríaco, Werner Faymann, insistió en que una mayor contribución del sector privado debe ser "voluntaria" y que la base para las negociaciones es una quita de entre el 40% y el 50 %.

Por último, el acuerdo que pretenden los líderes aprobar hoy para ampliar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) sin que los países tengan que aumentar las garantías tampoco se ha podido cerrar y no se espera que las conclusiones finales de la cumbre de la zona del euro incluyan cifras, sino sólo dos modelos o una combinación de ambos. Faymann expresó su deseo de que el FEEF sea reforzado de tal manera que aguante "unos meses o años".

Eso sería un "avance elemental", sostuvo, porque convocar cada poco tiempo nuevas cumbres no ayuda a restaurar la confianza de los mercados. El primer ministro británico, David Cameron, mostró su confianza en que en la cumbre de los mandatarios europeos consigan un gran apoyo para lograr la solución más amplia a la crisis.

El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, expresó su deseo de que los líderes logren acordar un cortafuegos que evite el contagio de la crisis de deuda soberana en Europa a otros países y a la banca, como el esquema de recapitalización y la potenciación del FEEF. "Esas son las dos cosas más importantes, porque tenemos que asegurar que el resto de países e instituciones financieras no sufren ante unas condiciones particulares", indicó

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.