Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
UN HOMBRE SE QUEMA A LO BONZO EN AVEIRO

Más de 700.000 personas se manifiestan en Portugal contra las medidas de austeridad

Portugal ha salido a la calle para protestar contra las últimas reformas económicas tomadas por el Gobierno luso. Más de 700.000 personas se han quejado en las principales ciudades del país y en Aveiro, un hombre se ha inmolado prendiéndose fuego.

Más de 700.000 personas protestan en Portugal contra las medidas de austeridad ver el video

antena3.com/Europa Press  |  Madrid  | Actualizado el 17/09/2012 a las 08:43 horas

Más de 700.000 portugueses se quejan de las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno. Cuatro personas han sido detenidas en Lisboa por el lanzamiento de objetos. Además, en Aveiro, una de las principales ciudades económicas del pais, un hombre se ha inmolado prendiéndose fuego. Para finales de este mes, se esperan más movilizaciones.

En Lisboa alrededor de 100.000 ciudadanos se han unido a las marchas multitudinarias para protestar por el anuncio del Gobierno de subir los impuestos, una medida que se suma a los duros recortes del gasto público aplicados tras el rescate financiero internacional de la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Las protestas han sido convocadas a través de Internet y en las mismas se han coreado consignas como "¡Fuera de aquí! El FMI es hambre y miseria" y se ha pedido la dimisión del Gobierno de centro-derecha. La plaza de la República, cerca de la sede del FMI en Portugal, se ha convertido en el epicentro de la protesta lisboeta, donde se podía leer una pancarta con el lema "¡Detened a este gobierno antes de que detenga al país!".

Las manifestaciones se han repetido también en Oporto, segunda ciudad del país, y en otras 40 localidades más pequeñas, azuzadas por un desempleo que supera el 15 por ciento y la crisis económica más grave desde la década de 1970.

A nivel político, el Gobierno conservador debe sacar adelante los presupuestos de 2013, pero el Partido Socialista Portugués ha amenazado con retirar su apoyo al memorándum del rescate a menos que el Ejecutivo dé marcha atrás a su intención de subir las cotizaciones laborales del 11 al 18 por ciento.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana