REUNIÓN CON EL GRUPO POPULAR EN EL CONGRESO

REUNIÓN CON EL GRUPO POPULAR EN EL CONGRESO

Rajoy responde a Sarkozy y Monti: "El Gobierno sabe perfectamente lo que hay que hacer"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado que hay países que no pudieron hacer frente a sus préstamos -y acabaron siendo intervenidos-, pero ha querido dejar claro que "éste no es el caso de España". Ha dicho además que "todos tienen problemas" y espera que "los demás asuman sus responsabilidades y sean prudentes en sus afirmaciones".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado que España pueda ser intervenida, ahora o en el futuro, y ha hecho un llamamiento a los líderes europeos que en los últimos días han cuestionado la situación del país, y les ha pedido que sean prudentes y asuman sus propias responsabilidades.

Rajoy ha intervenido en una reunión del grupo parlamentario popular en el Congreso en la que ha defendido su programa de reformas por considerarlo el camino que, necesariamente, tienen que tomar "las grandes naciones en grandes encrucijadas" como la actual.

En una semana de fuerte presión de los mercados con la prima de riesgo en máximos desde noviembre, Rajoy ha señalado que el objetivo de reducción del déficit público es "irrenunciable". Se trata, ha dicho, de acabar con el "círculo vicioso" que ese déficit provoca: eleva la deuda y hace más cara su financiación, y que impide destinar esos recursos a otras cosas como la mejora de los servicios públicos y la inversión productiva.

Al respecto, ha subrayado que hay países que no pudieron hacer frente a sus préstamos -y acabaron siendo intervenidos-, pero ha querido dejar claro que "éste no es el caso de España ni va a ser el caso de España en el futuro". El presidente ha pedido de cualquier forma a todos los sectores sociales "la mayor prudencia y responsabilidad"; la misma que ha reclamado a los líderes europeos a la hora de hablar de la situación de España.

Así, ha subrayado que ni él ni su Gobierno hablan de otros países ni van "contra nadie" en el seno de la UE y, como todos tienen problemas y los tienen que solucionar, espera que "los demás hagan lo mismo, asuman sus responsabilidades y sean prudentes en sus afirmaciones".

De este modo ha querido zanjar Rajoy la polémica surgida por las declaraciones de líderes como el presidente francés, Nicolás Sarkozy, o el primer ministro italiano, Mario Monti. Además, ha considerado que "no hay que hacer caso al ruido ni distraerse con cosas menores" o de "poca importancia que duran veinticuatro horas".

El Gobierno tiene "las ideas muy claras" y sabe "perfectamente" lo que hay que hacer", ha garantizado Rajoy, quien ha recordado que desde que llegó a la Moncloa no ha habido periodos de tregua o de rodaje, y se está trabajando "sin descanso" con el fin último de volver a crecer, crear empleo y "darle la vuelta a la situación".

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.