PARA PROTEGER A LOS CONSUMIDORES

PARA PROTEGER A LOS CONSUMIDORES

Un juzgado anula intereses de demora "abusivos" aplicados por varios bancos

Un juzgado de la localidad alavesa de Amurrio ha anulado las cláusulas sobre los intereses de demora aplicados por varias entidades bancarias y de crédito, que oscilaban entre el 18% y el 25%, al entender que son "abusivos".

Un juzgado
Un juzgado | Archivo

Así lo expresa el Juzgado de Instrucción número 1 de Amurrio en dos autos y una providencia en una de cuyas resoluciones se apoya en la legislación europea para determinar que los jueces pueden actuar de oficio con el fin de "proteger a los consumidores contra cualquier cláusula de carácter abusivo".

Fuentes jurídicas han destacado que estos "novedosos" pronunciamientos pueden crear jurisprudencia y tener una importante repercusión en las actuaciones de las entidades de crédito. En uno de los autos, el Juzgado de Amurrio anula la cláusula de un crédito suscrito por una persona con el Banco de Santander, debido a que aplicó un interés de demora del 25% anual.

La jueza pone de relieve que los intereses de demora, que se aplican por el incumplimiento de una obligación por parte del deudor, tienen que fijarse en un tipo superior al ordinario, pero deben guardar una "cierta proporción".

Recuerda que el interés legal del dinero aplicable al año 2010, cuando se firmó este crédito, era del 4% anual, por lo que el interés de demora del 25% anual "se ha de considerar abusivo y por consiguiente nulo de pleno derecho".

Por ello, anula esta cláusula y ordena a la persona que firmó el crédito que abone únicamente la cantidad adeudada y los intereses remuneratorios, pero no los de demora.

Lo mismo ocurre con el segundo auto referido a otro crédito suscrito por dos personas para la compra de un vehículo con la entidad GAG Internacional S.L., a quienes se aplicó un interés de demora del 24% anual.

También en este caso la jueza recuerda que el interés legal del dinero en 1998, cuando se selló este contrato de financiación, era del 5,5% anual, y la cláusula de demora establecía un interés del 2% mensual, equivalente al 24% al año, por lo que la anula por "abusiva" y reclama el ingreso únicamente del dinero adeudado sin aplicar ese interés.

Por último, el mismo juzgado ha dictado una providencia referida a un "interés moratorio del 18%" impuesto por Caja Laboral sobre un préstamo hipotecario, cuando los intereses legales para el año 2005 eran del 4%.

En este caso, además, el Juzgado se apoya en la legislación europea para declarar que los jueces pueden proteger de oficio a los consumidores contra cualquier cláusula de carácter abusivo, no sólo en los juicios monitorios, es decir los que se celebran para reclamar cantidades impagadas, sino también en los procedimientos de ejecución hipotecaria, como en este caso.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.